Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rosa Cerna
Miércoles, 1 de octubre de 2014 | Leída 9279 veces
Criterio judicial podría ser analizado en próximo Pleno Casatorio

Corte Suprema: embargo inscrito prevalece sobre propiedad no registrada

Enviar por email

En un reciente caso sobre tercería de propiedad, la Corte Suprema resolvió que el derecho del acreedor que inscribió el embargo sobre un inmueble deberá prevalecer sobre el derecho de propiedad de un tercero que no fue inscrito en Registros Públicos. Sin embargo, este criterio no siempre ha sido uniforme. Por ello, fuentes del Poder Judicial nos han informado que en el próximo VII Pleno Casatorio Civil los magistrados supremos unificarán su jurisprudencia sobre el particular.

[Img #5487]

 

Se debe dar preferencia al derecho del acreedor que inscribió su embargo sobre el derecho de propiedad no inscrito que alegue un tercero. Es por ello que, cuando se susciten controversias de este tipo, deberá analizarse quién inscribió primero su derecho en los Registros Públicos. De no ser así, se resquebrajaría la razón de ser de la institución registral y se propiciaría el fraude procesal en detrimento de quien cauteló su derecho debidamente.

 

Así lo ha establecido la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema en la sentencia casatoria N° 5135- 2009-Callao. En dicha resolución se precisó además que, pese al vacío que existe en la norma sobre la materia, el juez debe recurrir a los principios de integración normativa para resolver el caso (artículo IV del Título Preliminar del Código Civil), en específico, al principio de analogía.

 

Dicho principio consiste en encontrar un caso similar en la que sí existe norma jurídica que la resuelva, cuyas consecuencias pueden ser utilizadas para el caso que contenga un vacío legal. En ese sentido, la Corte considera que, de la lectura de los artículos 1708 y 2023 del Código Civil, puede interpretarse que se preferirá el derecho del acreedor frente al derecho de propiedad no inscrito.

 

Asimismo, la Sala Suprema señaló que para solucionar este tipo de conflictos deberá acudirse también a los principios de publicidad material, de legitimación y de prioridad registral, pues ello permite la libre circulación de bienes, así como brinda a los terceros y al Estado los respaldos necesarios para realizar los negocios jurídicos. 

 

Por último, en la referida sentencia se afirma que esta decisión en nada contradice lo previsto en el artículo 949 del Código Civil, precepto que establece que la transferencia de inmuebles opera bajo la simple consensualidad. Sin embargo, se precisa que dicha norma regula una forma de transmitir la propiedad y no resulta útil para resolver los casos  en los que se opone un embargo al referido derecho real.

 

La necesidad de un Pleno Casatorio Civil

 

Si bien en esta resolución la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema privilegia el derecho del acreedor sobre el derecho de propiedad no inscrito, debemos advertir que este criterio no ha sido uniforme en la jurisprudencia nacional. Es más desde hace varios años en sede casatoria se viene emitiendo sentencias contradictorias sobre el particular, a veces privilegiando el crédito (como en este caso) y otras en las que se opta por privilegiar el derecho de propiedad no inscrito.

 

Por citar algunos ejemplos, la Corte Suprema ha señalado que la propiedad no inscrita debe primar sobre el embargo inscrito en las Cas. N° 5239-2009-Lambayeque y N° 720-2011-Lima; mientras que, por el criterio contrario, esto es, en favor del embargo inscrito, podemos citar las Cas. N° 4448-2010-Arequipa y N° 1117-2011-Lima. Dicha situación, por supuesto, ha generado una situación de impredictibilidad entre los justiciables.

 

Para solucionar este grave problema, diversas fuentes han confirmado a LA LEY que en los próximos meses la Corte Suprema estaría realizando el VII Pleno Casatorio Civil. Este nuevo Pleno tendrá por finalidad unificar criterios respecto de la correcta interpretación de la segunda parte del artículo 2022 del Código Civil, que es la norma clave para resolver el conflicto entre el embargo inscrito y la propiedad no inscrita.   

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
8 Comentarios
Juan Manuel Vento D.
Fecha: Viernes, 17 de julio de 2015 a las 10:45
Considero que debe prevalecer el Derecho Real. Ejemplo en el caso. Un Constructor de los que abundan, construye un edificio. Demora (por errores propios) 03 años en obtener la declaratoria de fábrica e Independización. (departamentos ya con ficha y a nombre del constructor) Para formalizar las transferencias (firma de Escritura en la Notaria) las realiza en de 02 años (eso por la insistencia de los ya propietarios) En ese tiempo uno de los acreedores del constructor (que tiene muchos), traba embargo en uno de los depas independizados a su nombre. perjudica al propietario del dep.
jorge lumbreras
Fecha: Miércoles, 19 de noviembre de 2014 a las 21:40
Hay otro vacío en el segundo párrafo del art. 2022, ya que no se especifica si los derechos de distinta naturaleza aque se refiere, están inscritos o no, o uno solo de ellos.
Oscar Pacheco
Fecha: Jueves, 23 de octubre de 2014 a las 23:01
A mi parecer la tercería seguirá existiendo, ya que el problema de interpretación esta relacionado únicamente con el El derecho de crédito inscrito, es decir el embargo. Ante una ejecución sin previo embargo, bien el propietario podría poner tercería.
C. MARIN QUISPE PARI
Fecha: Jueves, 9 de octubre de 2014 a las 04:49
Considero que debe prevalecer el derecho del acreedor, pues lo contrario afecta principios registrales, cuya búsqueda o certificado positivo de propiedad, constituyen documentos públicos en que el acreedor y el Juez se amparan para solicitar el embargo y admitirla. Por ello, la consensualidad no operaría para oponerla, sino para casos de compra venta netamente.
Santiago
Fecha: Viernes, 3 de octubre de 2014 a las 19:17
Si nuestro más alto tribunal expiden resoluciones contradictorias, que podemos esperar de los inferiores en que muchas de sus resoluciones están sustentadas en las ejecutorias supremas. Es necesario que con urgencia de convoque a un pleno casatorio.
CESAR MIGUEL
Fecha: Jueves, 2 de octubre de 2014 a las 22:40
Con todo respeto, no resulta lógico ni razonable el criterio de que, para que la tercería resulte procedente, previamente debe estar inscrito el derecho de propiedad antes que el derecho del acreedor (crédito). Es ilógico por cuanto, si el derecho de propiedad del tercerista estuviera inscrito antes, jamás se inscribiría el derecho crédito. Ergo, la tercería no existiría. O acaso se puede pensar que el registrador anotaría un gravamen sobre la propiedad inscrita de un tercero ajeno a la relación acreedor-deudor???. Mantener las cosas como están facilita el fraude (simulaciones).
Jorge Cosentino
Fecha: Jueves, 2 de octubre de 2014 a las 13:57
Una vez mas queda demostrado que nuestro sistema no cuenta con Jurisprudencia, sino que, a interpretación (antojo ?) de los jueces, casos como el que es objeto de comentario, son resueltos creando mas dudas entre los abogados y que decir de los justiciables. Los Plenos Casatorios deben resolver ya mismo esta situación.
Carlos Herrera
Fecha: Jueves, 2 de octubre de 2014 a las 11:50
Ese pleno no puede esperar, es realmente urgente!! No puede ser posible que los procesos de tercería de propiedad estén inundados de incertidumbre cuando llegan a la Corte Suprema.

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress