Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Walter Gutierrez C.
Lunes, 8 de diciembre de 2014 | Leída 3843 veces
A PROPÓSITO DEL CASO MARTÍN BELAUNDE

Figallo, el colaborador eficaz

Enviar por email

Tal vez lo que ha confundido al Ministro de Justicia durante estos días, es que en efecto todo apunta a que Martín Belaunde ha sido un colaborador eficaz, pero no precisamente de la justicia. Y es que no hay una razón legal, y menos constitucional, para justificar la conducta del titular de esta cartera. Haber propiciado una reunión entre la procuradora encargada del caso La Centralita, con la inusual presencia del asesor legal del presidente, donde se abordó no solo específicamente un caso sino que además se trató la posibilidad de que el inculpado Martín Belaunde sea tratado como colaborador eficaz, no tiene ningún argumento legal. Solo una interpretación forzada e interesada puede sostener su legalidad.

[Img #6057]

 

Para defender esta ilegal conducta, el Ministro ha dicho que él puede, al amparo de la Ley del Ministerio de Justicia y DD. HH.,  reunirse con los demás actores del sistema de justicia. Es verdad, esta y otras normas se refieren a coordinaciones y reuniones con los titulares de las distintas instituciones (Poder Judicial, Ministerio Público, Tribunal Constitucional, etc.), para diseñar conjuntamente políticas públicas vinculadas al servicio de administración de justicia o para diseñar la defensa del Estado, pero en ninguna parte norma alguna lo habilita para que se reúna con fiscales, para abordar casos puntuales o que direccione o, peor aun, presione a los procuradores del Estado.

 

Pero además de la propia ley del Ministerio, el Dr. Figallo ha transgredido la norma constitucional que garantiza la independencia en el ejercicio de la función jurisdiccional. Nuestra Carta ordena que “Ninguna autoridad puede interferir en la función jurisdiccional (art. 139). Adicionalmente, la intromisión del Dr. Figallo violenta de paso la autonomía del Ministerio Público, recogida expresamente en la Constitución (art. 150), y cuyos alcances han sido establecidos por el TC categóricamente: “Los fiscales, individualmente considerados y cualquiera sea sus categoría dentro de la estructura organizativa del Ministerio Público gozan de autonomía externa, es decir, con los demás poderes y órganos del Estado”.

 

Esto sin referir que el Ministro al parecer no había  leído atentamente el Código Procesal Penal, que establece que la colaboración eficaz es un proceso especial, al que no pueden acceder los jefes, los cabecillas o dirigentes principales de organizaciones delictivas. A estas alturas existe un consenso tan generalizado sobre este punto que el propio ministro ha emprendido la retirada en este tema y ha declarado que Belaunde Lossio, en efecto, no puede acceder a este beneficio premial, "dadas las evidencias". No sé si se refiere a las evidencias del caso o de sus errores. Que desde luego, más que simples errores son conductas ilegales.

 

Días antes de que se develara todo, Figallo dijo: “Soy defensor de la legalidad, de la institucionalidad en la lucha contra la corrupción”. No hay duda que, cuando menos hasta hace unos días, Figallo tenía claro cuál era la función de un Ministro de Justicia. Lo cierto es que él no se ha conducido por esa línea y por eso mismo no puede permanecer más tiempo en el cargo. ¿Qué maldición, qué enfermedad aqueja a quienes acceden a los cargos públicos que sin ningún reparo hipotecan su nombre y malversan su trayectoria?

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
18 Comentarios
WILLIAM WILLIS MEDINA
Fecha: Sábado, 13 de diciembre de 2014 a las 19:33
La prensa y el Congreso parece le dan cabida a los descargos que hacen estos malos funcionarios, y no tratan de esclarecer si la procuradora actuò dentro de sus funciones. Por ejemplo creo que la procuradora puede usar como herramienta de trabajo la grabaciòn de sus llamadas, ya que al ser "su" aparato tiene derecho a manipularlo en todas sus funciones de lo contrario deberia prohibirse la venta de esos aparatos que tienen la funcion de grabaciòn de llamadas. Ahora, debe aclararse que ella estaba encargada de una investigaciòn, en la que estan involucradas funcionarios de su jerarquia superior
Miguel Passalacqua
Fecha: Sábado, 13 de diciembre de 2014 a las 01:54
A mí parecer el Ministro Figallo no ha interferido en las funciones de los procuradores,ni los ha inducido a nada,se escucha una conversación donde Figallo consulta sobre diversas hipótesis,que con todo derecho se puede realizar,hasta parece no saber nada de Derecho Penal(.pero todo está de acuerdo al color del lente político con que se mire para opinar.)
Atilio Gonzales Salazar
Fecha: Jueves, 11 de diciembre de 2014 a las 22:33
Más claro que el agua.
JOSE PAUCAR
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 22:39
Muy buenas preguntas, amigo walter, todo político o no que lo designan a dedo en cualquier entidad del Estado, piensan que el puesto se lo han regalado y que pueden hacer con él, lo que les viene en gana. Se convierten el franeleros del gobierno de turno, ahí está ana jara que y muchos otros que en su momento tendrán que rendir cuenta de su accionar.
Edwin
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 20:22
complicado el ministro, querer justificar su metida de pata complica mas su situacion. Defender lo indefendible, La sola reunion con el abogado del mayor interesado y citar a la Procuradora para inducirle una opinion der estatus del delincuente revela la intencion del ministro.
wilfredo calderon cadiilo
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 20:06
Dr. Ud., siempre con sus comentarios acertados, que de una parte generan admiración y respeto de quienes conocen su trayectoria, sin embargo y de otro lado de seguro estos comentarios causan estupor a quien con deber de combatir la corrupción no sólo la comparten sino que la amparan con total desparpajo. Saludos. Dr. Calderón -Arequipa.
luis enrique huayhuas vargas
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 19:11
LA ACTITUD DEL MINISTRO FIGALLO MERECE POR DECIRLO MENOS UNA SEVERA INVESTIGACION PREPARATORIA EXISTES SERIOS INDICIOS QUE TUVO LA INTENCION DE DIRECCIONAR LA INVESTIGACION EN EL CASO DE BELAUNDE LOSSIO Y POR DECORO DEBE RENUNCIAR; PERO LO QUE SORPRENDE MUCHO ES QUE LOS DEMAS PROCURADORES RESPALDEN AL MINISTRO Y NO A LA DRA. YENY VILCATOMA;ESPEREMOS QUE LAS INVESTIGACIONES LLEGUEN A BUEN PUERTO POR EL BIEN DEL PAIS.
Federico Monteagudo Ayres
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 19:10
Resumo. En política NO HAY QUE SER INGENUOS y más si eres ABOGADO y conoces Las Leyes al revés y al derecho además de contar con un innumerable cantidad de asesores conocedores de la Constitución y los Códigos que se aplican a través del Poder Judicial y el Ministerio Público. Y sabiendo que la Procuraduria es un ente autónomo que defiende los intereses del ESTADO que la conformamos todos los peruanos que como ciudadanos no podemos aceptar este tipo de RECTIFICACIONES de personajes que se prestan utilizando el PODER a pretender tapar el sol con un dedo. Por DINERO baila el mono.
ALIAS
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 16:06
La única maldición que aqueja a muchos funcionarios públicos es la ambición por tener poder y dinero sin importar a quien pisar o destruir, son gente que se asemejan al narco o al delincuente común que solo buscan su propio beneficio a costa de los demás.
Amelita
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 15:37
Un ministro no puede actuar como abogado defensor de un investigado y mucho menos promover reuniones con funcionarios del Estado para favorecer a terceros. Coincido que no debe continuar en el cargo, si es contrario entonces debemos entender que ha cumplido órdenes del Presidente o Primera Dama.
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 14:14
Totalmente de acuerdo, el ministro Figallo ha actuado irregular e inconstitucionalmente, peor, ha violentado los derechos de la Dra. Vilcatoma, es necesario precisar que los audios pueden ser perfectamente incorporados como medios probatorios ante una inminente denuncia penal contra el ministro de justicia, recordar hasta las llamadas pruebas prohibidas en ciertos casos son admitidas, en el caso presente si se verifica la ilicitud de la reunión los audios pueden ser ofrecidos sin ser declarados pruebas irregulares.
MIGUEL ANGEL CORZO MUÑOZ
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 11:42
Una vez mas queda demostrado los que manejan el poder tanto económico como político siempre quieren salirse con las suyas, pero gracias a DIOS que todavia hay peruanos descentes y capaces que nos podemos dar cuenta de los que esta pasando en el Perú; Y no podemos dejar que la corrupción nos logre ganar para eso debemos estar realmente bien informado y buscar en la historia como se ha conducido el Perú. Con referente a esta caso de coyuntura en donde quieren darte el beneficio como colaborador eficaz al Martín Belaunde, cuando muchos juristas y especialistas han dicho todo lo contrario. Por el bien de todos los peruanos debemos estar atento en esta caso; y todo empezó de éste que se hacia llamar el rebelde de Ancash CESAR ALVAREZ tremendo corrupto.
jose Flores
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 10:28
Para mi opiniones mas a un como un profesional del derecho no supo manejarse pensando que por su cargo pasaría por encima de cualquier fiscal o juez y bien por la procuradora de haber denunciado esto públicamente lo que quiere hacer los políticos con uno de los poderes del estado dejando de lado la justicia que nosotros ni tenemos la culpa que ese individuo haga lo que hizo y manejar a su antojo con sus operadores políticos por Erica creo yo que el ministro debe dar un paso al costado.
Hugo Medina Janampa
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 10:07
No se puede ocultar el sol con un solo dedo. Creo que el pueblo peruano, está constituido por muchos excelente profesionales de diferentes ramos y no estamos para aceptar posturas erradas de concepto ¿Qué está pasando con el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Abogado, Profesor Universitario? No me parece. Un año y medio en el puesto de Ministro.
sylvia
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 09:22
Y la procuradora despedida por hacer lo correcto.
C. MARIN QUISPE PARI
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 08:52
Pese a ello, existen personajillos del entorno presidencial, que pretender negar lo evidente; pero, nos preguntamos dónde están los Decanos de los Colegios de Abogados para defender la Constitución, dónde están los llamados defensores de los intereses ciudadanos, acaso Humala no entiende -de hecho que no- o no comprende que la corrupción está enquistado en su gobierno y que tanto pregonó y se ufano de enfrentarla??. Creo que el ciudadano de a pie debemos pronunciarnos y hacer sentir nuestra protesta contundente frente a este hecho. Pasa la voz.
Asdel
Fecha: Martes, 9 de diciembre de 2014 a las 07:09
Gente que accede al poder sin tener la menor idea de su dimensión y sin tener los valores que demanda el ejercer un cargo.
wilson
Fecha: Lunes, 8 de diciembre de 2014 a las 19:22
Efectivamente, tal como se ven las cosas, la pita siempre se rompe por el lado mas débil, el que denuncia la corrupción de quienes detentan el poder, ahora lo vamos a pensar diez mil veces antes de formular una denuncia de corrupción pues el mensaje es claro: si denuncias, pierdes, ni te atrevas a hacerlo!!!!.

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress