Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Walter Gutierrez C.
Martes, 31 de marzo de 2015 | Leída 4014 veces
A PROPÓSITO DE LA RENUNCIA FORZADA DE LA PREMIER ANA JARA

La censura política

Enviar por email

Luego de más de medio siglo, acaba de caer un gabinete completo. No había forma de justificar ni política ni legalmente el masivo seguimiento de miles de ciudadanos, principalmente políticos de oposición, periodistas y empresarios por parte de la DINI.

[Img #7449]

 

La primera censura a un ministro se dio el 13 de julio de 1849. Se trató del ministro de Hacienda de entonces Manuel del Río, quien fue obligado a renunciar luego de ser duramente criticado por la Cámara de Diputados, la que condicionó la aprobación de un empréstito a su salida. En la práctica fue censurado no obstante que la figura no estaba regulada aún en la Constitución de 1839*.

 

Modernamente, una de las principales competencias del Parlamento es el control político, función que consiste en verificar que los actos del gobierno y los poderes que se le han otorgado no desborden del marco de la  Constitución y la ley o, en otros términos, atajar aquellos actos que colisionan con los principios y valores democráticos recogidos en la Carta, y sancionar con la censura al gobierno en cabeza de uno o de todos sus ministros. En suma, el control político del Parlamento al gobierno es un mecanismo propio de los sistemas constitucionales y en modo alguno ajeno o contrario a estos, como anoche insinuaron en el debate los nacionalistas al decir que se trataba de “un abuso de poder” o “un chantaje político”.

 

Hay que recordar que el sistema de gobierno peruano es presidencialista con matices parlamentarios, lo que en palabras de Manuel Vicente Villarán significa que si bien en el Perú el Parlamento no tiene el poder de crear gabinetes sí tiene el poder de destruirlos. Tal potestad en la figura de la censura se remonta a la Constitución de 1867 en la que por primera vez aparece.

 

La censura se basa en el principio de división de poderes y función de control de la minorías parlamentarias, y asimismo la función de contrapeso que cumple el Congreso en un sistema democrático, cuyos ejemplos en la Carta son numerosos: investidura (art. 130), interpelación (art. 131), cuestión de confianza (art. 130), control de los decretos de urgencia (art 118) y muchos otros artículos dentro de los que destaca, desde luego, la censura (art. 132).

 

La censura no es, ni más ni menos, que una institución de control político aplicable únicamente a los ministros, que son quienes conducen la gestión del gobierno, y por lo tanto los responsables de sus actos y los del Presidente en la medida que este es irresponsable políticamente. Lo único que ha sucedido en nuestro país es que se ha aplicado la Constitución. Vale la pena subrayarlo, si bien está recogida en la Constitución y está regulada en el Reglamento del Congreso, es decir, en nuestro ordenamiento legal, la naturaleza de la censura es política no jurídica, lo que quiere decir, que el estándar para su aplicación es igualmente político y no jurídico, la consecuencia a la sanción es la salida del cargo del censurado.

 

Luego de más de medio siglo acaba de caer un gabinete completo. No había forma de justificar ni política ni legalmente el masivo seguimiento de miles de ciudadanos, principalmente políticos de oposición, periodistas y empresarios por parte de la DINI. El hecho de que la información "recolectada" sea pública no justifica ni volvía legal que se estén armando files industrialmente. No había salida, el gabinete debía caer.

 

 

(*) Sobre este tema recomiendo el estupendo artículo de Sandra Lindembert Aguilar, "La censura ministerial en el Perú" (Gaceta Constitucional, N° 53, mayo de 2012).

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
5 Comentarios
rodolfo
Fecha: Lunes, 6 de abril de 2015 a las 05:26
Completamente constitucional, asi no nos guste la censura de la sra. Jara, este acto es legal. Ademas justamente es control politico del parlamento, para nada se evalua la buena o mala gestion del censurado, si no solo determinados actos. En este caso, totalmente de acuerdo con la censura hecha, no se puede efectuar seguimiento a las persoans, sin motvo alguno, eso si es ilegal
jorge huallipa
Fecha: Viernes, 3 de abril de 2015 a las 08:43
¿ y cuando nos daran a los ciudadanos la facultad de "censurar" a los parlamentarios, que rapidito han aprobado la ley de "no reelección" de alcaldes y presidentes regionales; pero jamas aprobaran una de no reelección de congresistas; algunos llevan más de 20 años en el cargo y el país sigue igual. Toda la culpa no es solo del ejecutivo, pues ¿quienes son los que hacen la leyes por las cuales nos regimos?; hasta la fecha no modifican la Ley de Arbitraje, que ha permitido que Orellana y sus secuaces hayan usurpado cientos de propiedades y otras perlitas mas.
Guille.
Fecha: Jueves, 2 de abril de 2015 a las 07:44
Es correcto, la censura es un mecanismo político; sin embargo, se debe tener el escenario en los que se aplica, en resumen, nuestro país atraviesa un extremo de la demagogia que ha sobre limitado la practica democrática, donde a guerras sucias se pretende tumbarse al quien gobierna diferente a los otros, al margen de los temas de fondo que nuestro país necesita tratar. Por cierto, los sucesos recientes restan el crecimiento económico, inversiones, etc.
v salgado
Fecha: Martes, 31 de marzo de 2015 a las 16:08
es cierto que ha sido un acto constitucional pero tambien lo es la fiscalizacion y la supervision de como el ejecutivo ejejrce el poder y par eso existen las comisiones en nuestro congreso...tambien se debe tomar en cuenta que en la cara de los congresistas se realizron los actos que hoy se critican y que les correspondia fiscalizar ante tanta incompetencia opta por lo mas sencillo y figuretero la Censura con lo cual terminasiendo como darle una ametralladora a un mono
Luisa
Fecha: Martes, 31 de marzo de 2015 a las 15:07
Los que argumentan abuso de poder o no saben o creen que los peruanos somos ignorantes. En todo caso dan pena por que ni saben por que están en el Congreso. Si de veras no había forma de justificar ese masivo espionaje que verguenza. LA HONESTIDAD HACE LA DIFERENCIA

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress