Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Walter Gutierrez C.
Jueves, 28 de mayo de 2015 | Leída 1373 veces
A PROPÓSITO DE 'TÍA MARÍA' Y EL ESTADO DE EMERGENCIA EN ISLAY

Crimen y protesta social

Enviar por email

Nuestro sistema democrático está lleno de paradojas, suele ignorar a quienes debe prestar mayor atención. Sin embargo, garantiza derechos a quienes tienen el poder político o económico para ejercerlos. De este modo, el sistema coloca en un callejón sin salida a quienes no tienen poder para hacer respetar sus derechos, empujándolos a adoptar medidas extremas como la toma de carreteras para hacerse visibles a ojos del Estado.

[Img #7986]

 

Esta problemática no es privativa del Perú, al punto que en el Derecho comparado se ha desarrollado la “doctrina del foro público” creada por la jurisprudencia de la Suprema Corte de los EE UU y que justifica la toma de espacios públicos para hacerse oír por el Estado, pero siempre que se haga de manera pacífica y temporal.

 

En nuestro sistema constitucional se reconoce el derecho a la protesta social, e incluso la citada doctrina podría llegar a tener un cierto asidero legal en nuestro ordenamiento. No obstante, los acontecimientos en Islay están lejos de ser una expresión legal de este derecho. Los manifestantes no solo han tomado las carreteras, también han sembrado el desorden y han cometido graves delitos. En estas seudoprotestas se han utilizado armas letales como huaracas, hondas, fierros, con las que se ha dado muerte a un policía.

 

La condición fundamental para que la protesta social tenga protección constitucional es la proscripción de la violencia. En el preciso instante en que una movilización se torna violenta deja de ser legal y se convierte en delictuosa. Los medios usados para la protesta así como sus fines tienen que ser necesariamente lícitos.

 

En el Estado de Derecho el monopolio de la fuerza está en manos del Estado y está proscrito el uso arbitrario de la fuerza; quien apela a la violencia como medio para exigir un derecho está fuera de la ley. El ataque a la policía, a la integridad de los ciudadanos, a la propiedad privada, así como impedir que funcionen servicios públicos, son claramente delitos.

 

Podemos convenir en que mientras un sector importante de la sociedad sea invisible para el Estado no habrá democracia o que una democracia real debe garantizar que la pluralidad de voces sea escuchada y eventualmente atendida por las autoridades políticas.  Pero de ningún modo aceptar que la violencia se imponga a la ley porque eso implicaría el gobierno de la oclocracia, de la turbamulta, y la democracia es lo más lejano de eso, es el imperio de la norma, de la razón y por lo tanto del diálogo.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
marlon roldan
Fecha: Miércoles, 3 de junio de 2015 a las 19:04
Estamos de acuerdo con su comentario Dr. Gutierrez, pero lamentablemente en el Perú, si no hay protesta social, el Estado no atiende los problemas de la gente, recien se aparece cuando este estalla. Jamass estaremos de acuerdo con la violencia venga de donde venga.
luis enrique
Fecha: Martes, 2 de junio de 2015 a las 06:38
TOTALMENTE DE ACUERDO CON SU ANALISIS DEL DR. GUTIERREZ, ADEMAS, QUE LA POBLACION DEFIENDE LO QUE LLEVA DE SU CHACRA A LA OLLA, ES DECIR LA SIEMBRA DE SUS PRODUCTOS DE PRIMERA NECESIDAD, Y SU COSECHA PARA PODER SUBSISTIR Y POR QUE NO DECIRLO, CON ESO LABORAN, TRABAJANN SU VENTA LES GENERA INGRESOS ADEMAS; HASTA EXPORTAN. Y NO VAN A ELEGIR QUE POR LOS METALES QUE LOS GRANDES INVERSIONISTAS SE LLEVAN Y EL GOBIERNO DE TURNO SE EMBOLSILLA, LOS DEJEN SIN RECURSOS Y SE ATENTE CONTRA LA FLORA, FAUNA LOS RIOS, ETC. ES SU DERECHO DE UTI POSIDETIS,
Juan Anco Huertas
Fecha: Sábado, 30 de mayo de 2015 a las 06:02
El Perú esta lleno de oclócratas...buena opinión
LUIS
Fecha: Viernes, 29 de mayo de 2015 a las 00:14
ESTOY DE ACUERDO CON EL COMENTARIO, PERO LAMENTABLEMENTE SON LAS AUTORIDADES Y ESPECIALMENTE EL EJECUTIVO EL QUE TIENE QUE ACCIONAR EN FORMA OPORTUNA A TRAVÉS DE SUS MINISTROS, CADA QUIEN EN EL ÁMBITO QUE LE CORRESPONDA PREVIA COORDINACION, ES DECIR EL GOBIERNO NO HA SIDO CAPAZ DE AFRONTAR EL PROBLEMA Y SE COMPLICA MAS CUANDO EN LOS CONFLICTOS SOCIALES HAY PRESENCIA DE LIDERES Y PERSONAS DE LA IZQUIERDA RADICAL, E INCLUSO PERSONAS QUE HAN PURGADO CONDENA POR DELITO DE TERRORISMO, PERO QUE SE INFILTRAN EN LAS MOVILIZACIONES Y SON ELLOS LOS QUE INCENTIVAN A LA MASA A COMETER VIOLENCIA.

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress