Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 18 de noviembre de 2016 | Leída 4302 veces
EL DESPIDO FRAUDULENTO ES UNA FIGURA DISTINTA AL DESPIDO NULO

No es posible otorgar devengados en caso de despido fraudulento

Enviar por email

La Corte Suprema ha establecido que la obligación del empleador de pagar las remuneraciones devengadas, prevista para el caso del despido nulo, no se puede exigir en los casos de despido fraudulento. En este último supuesto solo se reconocerá al trabajador el derecho a la reposición.

[Img #12711]

 

El despido fraudulento y el despido nulo son dos tipos de despido distintos uno del otro, razón por la cual los alcances del artículo 40 del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo N° 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por el Decreto Supremo N° 003-97-TR, referida al pago de las remuneraciones devengadas no resulta aplicable al despido fraudulento, en cuyo caso solo es posible otorgar la reposición.

 

Este constituye el principal criterio jurisprudencial adoptado por la Corte Suprema al resolver la Casación Nº 3776-2015 La Libertad.

 

El caso es el siguiente: un trabajador interpuso demanda solicitando principalmente la impugnación de su despido fraudulento, por considerar que se le imputaron hechos falsos, y de forma acumulativa se declare la nulidad por afiliación sindical. En consecuencia, solicita su reposición en el cargo y el pago de las remuneraciones dejadas de percibir más los beneficios sociales.

 

En primera instancia se declaró infundada la demanda tras considerar que existen indicios razonables que acreditan la existencia de los hechos imputados y que la empresa demandada habría cumplido con el procedimiento debido para proceder a su despido. Asimismo, respecto al despido nulo por afiliación sindical, se habría acreditado que el despido no fue por ocupar un cargo sindical, sino por incumplimiento de sus obligaciones laborales.

 

Es segunda instancia se revocó la apelada argumentándose que los hechos imputados no han sido acreditados, configurándose así el despido fraudulento. En razón de ello, se ordenó el pago de las remuneraciones dejadas de percibir.

 

Al respecto, la Corte Suprema (CS) establece que en el presente caso la segunda instancia, al conceder el pago de las remuneraciones devengadas al demandante, habría aplicado de manera indebida los efectos del artículo 40 de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, reservados únicamente a la figura del despido nulo, más no para otro tipo de despidos.

 

Por tal consideración, la CS declara fundada en parte el recurso de casación, referido al pago de las remuneraciones dejadas de percibir, dado que no es posible equiparar los efectos reparadores e indemnizatorios derivados de un proceso de nulidad de despido en el que cabe pagar remuneraciones devengadas, con la de un proceso por despido fraudulento, por tener distinta naturaleza.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
5 Comentarios
jorge trigoso
Fecha: Domingo, 20 de noviembre de 2016 a las 19:22
Es una lastima que la Corte Suprema siendo el maximo exponente del Poder Judicial, emita una sentencia contraria a Ley toda vez que el Decreto Legislativo 728 precisa que se podra solicitar a modo de indemnizacion las remuneraciones dejadas de percibir ademas que nuestra Constitucion señala que es prioridad del Estado, el trabajo en todas sus modalidades, teniendo en consideracion lo expuesto y ante lo argumentado, si wl Poder judicial desconoce los derechos fumdamentales como persona, trabajador e integreante de uma sociedad, entonces nos pregumtamos, quien defiende los derechos del ciudadano
Juan Carlos Martínez Murillo
Fecha: Sábado, 19 de noviembre de 2016 a las 06:37
Naturaleza distinta?, craso error, en ambos casos el empleador afecta directamente al trabajador en cuanto a su legitimo y CONSTITUCIONAL derecho al Trabajo. Esta aberración va a ocasionar que se deba acudir al TC para demandar el Agravio Constitucional evidente.
Kardy
Fecha: Viernes, 18 de noviembre de 2016 a las 18:55
Criterio reiterado, y totalmente contradictorio a lo establecido en el 1er Pleno Casatorio Laboral 2012, en donde se estableció que vía proceso abreviado laboral, se podía solicitar reposición cuando se haya producido el despido incausado o fraudulento, tal como sucede con el despido nulo. No existe justificación para que, por un lado la CS otorgue devengados a los trabajadores víctimas de despidos nulos, y por otro niegue este beneficio a los trabajadores víctimas de despidos fraudulentos e incausados, sabiendo que estos despido son igual de ilegales,arbitrarios e inconstitucionales.
Ricardo BF
Fecha: Viernes, 18 de noviembre de 2016 a las 12:42
Se ha retrocedido. Un despido fraudulento implica mala fe y genera perjuicios economicos y psicosociales a la persona afectada. Si hay despiden fraudulento es no quieren al trabajador y le llevaria sños un juicio insolventable y en caso lo gane que! Estará endeudado y mad viejo y el empleafor lo repondrá y lo ostigará.
Javier
Fecha: Viernes, 18 de noviembre de 2016 a las 11:33
Ah la justicia, a veces se enreda y queda presa de formalismos jurídicos por el inadecuado uso de las palabras. ¿ que mas da si el petitorio en lugar de usar la expresar pago de devengados hubiese usado la expresión pago indemnizatorio. Lo justo hubiese sido que conceda el pago de los devengados a titulo indemnizatorio. Solo basta tener un criterio amplio para la calificación jurídica de la pretensión.

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress