Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
 
Lunes, 30 de abril de 2018 | Leída 1097 veces
DECISIÓN FUE CONTRA LA VOLUNTAD DE LOS PADRES

Falleció el niño que fue ‘desconectado’ por orden del Tribunal Supremo Británico

Enviar por email

Luego de perder el proceso judicial iniciado por sus padres para mantenerlo con vida, el pequeño Alfie Evans fue desconectado de las máquinas que le permitían tener activas sus funciones vitales, tal y como lo decretó el Tribunal Supremo del Reino Unido, y falleció este sábado. Conoce los detalles de este caso en la siguiente nota.

[Img #18922]

 

Tras perder el proceso judicial que iniciaron sus padres para intentar mantenerlo con vida, Alfie Evans falleció este sábado luego que el pasado lunes fuera desconectado por orden del Tribunal Supremo Británico de las máquinas que le permitían regularizar sus funciones vitales.

 

La muerte del menor de dos años se da en medio de la polémica negativa del Tribunal Supremo del Reino Unido a los padres de poder trasladar a su hijo a Italia, donde un hospital ofreció los medios para buscarle un tratamiento.

 

Alfie padecía una enfermedad cerebral degenerativa relacionada con epilepsia severa, lo que ocasionó su hospitalización desde diciembre de 2016, cuando tenía 9 meses. Desde entonces vivió internado en la unidad de cuidados intensivos en estado semi-vegetativo, gracias a máquinas de soporte técnico.

 

Luego que no se viera un avance en su estado de salud, los médicos británicos del hospital donde Alfie permaneció internado recomendaron desconectarlo a inicios de este año, ya que consideraban que "era inhumano mantenerlo con vida".

 

Pese a que el pequeño ya había perdido el oído, el tacto y la visión, y las afectaciones a su cerebro eran irreversibles, los padres, Kate James y Thomas Evans, se negaron a acatar la recomendación de retirarle el sistema de soporte vital a su hijo e iniciaron una batalla judicial.

 

Sin embargo, el Tribunal Supremo del Reino Unido emitió un dictamen en el que autorizó que se desconecte al niño de 21 meses del sistema de soporte vital. En su sentencia, el magistrado Hayden dijo que Alfie necesita "paz, tranquilidad y privacidad".

 

El caso llegó hasta El Vaticano, que ofreció facilitar un tratamiento para Alfie en el hospital pediátrico Bambino Gesú que opera bajo su gestión en Roma, por lo que Kate y Thomas apelaron la decisión del Tribunal Supremo de Reino Unido para conseguir un permiso para trasladar a su hijo a esa ciudad.

 

Pero el Tribunal de Apelaciones rechazó el pedido de la pareja y el menor fue desconectado. Pese a que los especialistas habían pronosticado que el niño no sobreviviría más que unos cuantos minutos sin la asistencia de las máquinas que regularizaban sus funciones vitales, Alfie vivió por sus propios medios hasta este sábado.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress