Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
 
Viernes, 15 de junio de 2018 | Leída 1249 veces
EL TORNEO MÁS IMPORTANTE DEL FÚTBOL A NIVEL MUNDIAL

Jules Rimet, el abogado que inventó la Copa del Mundo

Enviar por email

Hace casi 100 años un joven abogado tenía en mente un campeonato de fútbol que uniera a todas las naciones. Conoce la historia del francés Jules Rimet, el creador y principal impulsor de la Copa del Mundo.

[Img #19820]

 

De tantas historias relacionadas al fútbol, poco se conoce de Jules Rimet. El francés fue el creador y principal impulsor del torneo de naciones más importante del planeta: la Copa del Mundo.

 

Rimet nació un 14 de octubre de 1873 en el departamento de Alto Saona en Francia Occidental. Producto de una educación muy severa, fue un estudiante modelo y ganó una beca para seguir sus estudios en París donde se graduó como abogado.

 

Finalizada su etapa universitaria, el joven Rimet trabajó para un procurador judicial en el distrito de la Bolsa parisina, para incorporarse luego al Fiduciary Comptoir, entidad donde se trataban casos de disputas y apelaciones.

 

VEA TAMBIÉN: Conoce las nuevas reglas que se aplicarán en el Mundial Rusia 2018

 

Pese a que ejercía funciones en el ámbito legal, Rimet mantenía un gusto especial por un deporte que iba ganando adeptos: el fútbol. Es así que, en marzo de 1897, fundó el club Red Star junto a un grupo de amigos.

 

Ya en 1904, cuando se fundó la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) en París, Rimet aprovecharía que la entidad estuviera establecida en Francia. Lo primero que hizo fue la creación de la Liga de Fútbol de Francia en 1910, ejerciendo la presidencia.

 

Este hecho generó luego la fundación de la Federación Francesa de Fútbol, en 1919, pese al inicio de la Primera Guerra Mundial ocurrida durante 1914 y 1918. Rimet sería elegido presidente de la entidad ese mismo año.

 

Ya en el cargo, el francés por fin pudo realizar su sueño de realizar un torneo internacional como respuesta a las amplias dimensiones mundiales que venía adquiriendo una joven FIFA. Si bien presentó la propuesta en 1920, fue recién una década más tarde que su sueño se hizo realidad, cuando ya ejercía la presidencia de la FIFA.

 

Fue en 1928 cuando, en un congreso de la FIFA celebrado en Holanda, se acordó organizar un Campeonato Mundial cada cuatro años. Pese a las complicaciones generadas por la elección de Uruguay como sede, Rimet viajó por toda Europa con la finalidad de convencer a las asociaciones nacionales de participar en esa gran aventura. Finalmente, cuatro selecciones europeas emprendieron el viaje.

 

Es así que, un 21 de junio de 1930, Rimet viajaría con su hija y la delegación francesa en el transatlántico "Conte Verde" en Génova rumbo a Uruguay. En su equipaje llevaba, además, el trofeo por el cual competirían las selecciones, una creación del escultor francés Abel Lafleur.

 

En el campeonato disputado en Uruguay, el país anfitrión se haría con el título y Rimet tuvo el honor de entregar, en calidad de presidente de la FIFA, el pequeño trofeo de oro a Nasazzi, capitán de la escuadra local.

 

Los siguientes años de Rimet al mando de la FIFA también estuvieron llenos de sucesos. Para la organización del Mundial de 1934 en Italia debió enfrentar la presión de la retirada de los sudamericanos debido a la indiferente reacción que habían mostrado los europeos ante la inauguración del evento en Uruguay. Cuatro años después, en el Mundial de 1938 celebrado en Francia, Rimet tuvo que encarar la compleja situación que se vivía en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial.

 

VEA TAMBIÉN: Cuando los futbolistas se ven envueltos en juicios por delitos sexuales

 

En años de postguerra, la FIFA decidió disputar el Campeonato Mundial de 1950 en Brasil, ya que Europa estaba recuperándose aún de los estragos de la guerra. Asimismo, se eligió a Suiza como sede del torneo de 1954, esto por su accionar neutral en la guerra.

 

En el Congreso de Luxemburgo en 1946, se decidió denominar la Copa con su nombre, como modo de homenaje por su accionar como presidente de la FIFA, mandato que duraría 33 años y finalizaría en 1954.

 

Su último acto ceremonial sería la apertura oficial de ese Mundial en Lausana a la edad de 81 años. Dos años después, fallecería en Suresnes, a 10 kilómetros de París.

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress