Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 22 de junio de 2018 | Leída 3393 veces
INTERESANTE SENTENCIA DE LA CORTE SUPREMA

Si el trabajador es cambiado de puesto, ¿puede disminuirse su remuneración?

Enviar por email

¿Un trabajador temporal puede ser removido de su puesto de trabajo por decisión unilateral del empleador? En estos casos, ¿es válido que se le reduzca la remuneración? Conozca las respuestas de la Corte Suprema al resolver un reciente caso.

[Img #19976]

 

El trabajador, al momento de ser asignado a diversas áreas, puede ocupar más de un puesto de trabajo temporalmente. En ese caso, la reducción de categoría no califica como un acto de hostilidad; de igual manera ocurre con la disminución de la remuneración si dicha alteración es acorde a las funciones realizadas por el trabajador.

 

Este es el principal criterio desarrollado por la Corte Suprema en la Casación Laboral Nº 6928-2016 Lima, a fin de resolver el recurso interpuesto, en el marco de un proceso ordinario laboral, por la parte demanda, el Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú - IRTP.

 

Antecedentes del caso: un trabajador interpuso una demanda que tenía como pretensión principal el cese de actos de hostilidad, por considerar que se hizo una reducción inmotivada de su categoría y remuneración; además, solicitó que se le inscriba en planilla desde el inicio de la relación laboral en la categoría D – 3.

 

En primera instancia se declaró infundada la demanda, argumentándose que no se había configurado actos de hostilidad en perjuicio del demandante, ya que, el empleador solo le encargó temporalmente y cada cierto tiempo ejercer cargos y categorías. Por otra parte, en segunda instancia se revocó la sentencia apelada y reformándola se declaró fundada en parte, al considerar que existió hostilidad en el tratamiento remunerativo, toda vez que cuando se le quitó la encargatura se le rebajó de remuneración de nivel D-3 a D-2.

 

 

VEA TAMBIÉN: Corte Suprema: ¿trabajador que cobra indemnización por despido arbitrario puede reclamar reposición?

 

 

Al resolver la causa, la Corte Suprema refirió que el literal b) del artículo 30 del Decreto Legislativo Nº 728 establece como acto de hostilidad equiparable al despido: “(...) b) La reducción inmotivada de la remuneración o de la categoría; (...)”. Asimismo, señaló que para analizar el caso, era conveniente precisar qué implica el término “categoría” en materia laboral. Así pues, la Suprema explicó que categoría profesional hace referencia a una posición o status determinado por la profesión, oficio, especialización o experiencia laboral del trabajador.

 

Asimismo, la Sala verificó lo siguientes hechos: i) Mediante carta de cese de actos de hostilidad, el demandante consideró que había sido objeto de una reducción inmotivada de categoría y remuneración. Señaló que la demandada le autorizó la encargatura de Especialista en Telecomunicaciones III a partir del mes de diciembre de 2001; sin embargo, el 31 de enero de 2011 dio por concluida dicha encargatura, por lo que, desde febrero de 2011 comenzó a percibir el nivel remunerativo de la categoría D-2 (S/ 4,048.00), suma menor a la de la categoría D-3 (S/ 6,500.00). ii) La demandada, al contestar la mencionada carta, señaló que el cargo de Especialista en Telecomunicaciones III fue ostentado por el trabajador en condición de encargatura, lo cual no implicó un derecho definitivo o permanente para dicho cargo. Iii) Por último, en el considerando quinto del Informe Nº 423-2010-GAF.1/IRTP se designó al demandante en forma definitiva en el cargo de Supervisor de Producción a partir de 1999, cuya categoría correspondía al nivel D-2, lo cual no fue cuestionado sino hasta que acabó la encargatura.

 

Por lo expuesto, la Suprema advirtió que el demandante realmente reclamó la reducción de la remuneración percibida como Especialista de Telecomunicaciones III a partir del mes de febrero de 2011, ya que, al término de la encargatura, comenzó a percibir la remuneración correspondiente al cargo de Supervisor de Producción.

 

En tal sentido, la Corte Suprema concluyó que cuando el empleador encargó temporalmente un puesto de trabajo en calidad de encargatura, está en la facultad de darla por concluida, manteniendo el trabajador el cargo que tuviera de manera permanente (supervisor de producción) con la remuneración que se encuentre en estrecha relación con su categoría, lo cual no puede ser considerado como un acto de hostilidad. Por dichas consideraciones, se declaró fundado el recurso de casación interpuesto por la entidad demandada.

 

Ud. puede descargar la casación aquí y/o navegar en nuestro archivo Scribd:

 

CAS. 432-2016-TACNA by La Ley on Scribd

 

 

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress