Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
 
Viernes, 22 de junio de 2018 | Leída 1373 veces
LISTADO VARIADO

Las cinco películas contemporáneas sobre abogados que debes ver

Enviar por email

Retomando los recuentos de películas de corte legal, en esta ocasión te presentamos el listado con algunas de las películas más recientes que presentan de gran manera el mundo de leyes. Conócelas en la siguiente nota.

[Img #19984]

 

Si bien anteriormente habíamos presentado un listado con los mejores dramas judiciales que podías disfrutar a través de Netflix, en esta ocasión te presentamos el listado de las cinco mejores películas contemporáneas de abogados a modo de recomendación.

 

El Defensor (Brad Furman - 2011)

Esta película nos presenta a Michael "Mick" Haller, un carismático abogado criminalista de la ciudad de Los Ángeles. Tras una muy manchada carrera laboral, en la que ha defendido a criminales que han cometido crímenes atroces, Michael se encontrará de improviso con el caso de su vida: tendrá que defender al rico e ingenioso Louis Roulet, acusado del intento de asesinato de una prostituta.

 

Sin embargo, lo que inicialmente parecía un sencillo caso que le iba a reportar grandes beneficios económicos no tarda en convertirse en un peligroso enfrentamiento entre dos maestros de la manipulación. Mick tendrá una crisis de conciencia por culpa de este caso. Puedes encontrar esta película en Netflix.

 

Crimen perfecto (Gregory Hoblit - 2007)

Cuando Ted Crawford descubre que su joven y hermosa esposa tiene una relación amorosa con otra persona, él planifica su asesinato. Entre los policías que llegan a la escena del crimen está el detective experto en casos de negociación de secuestros Rob Nunally, el único oficial a quien le estaba permitida la entrada a la casa.

 

Sorprendentemente, Crawford confiesa rápidamente el haber disparado a su esposa, pero Nunally se queda demasiado aturdido cuando reconoce que en realidad se trata de su amante, cuya identidad verdadera nunca conoció, la que yace en el piso en un mar de sangre. Crawford es arrestado y acusado después de confesar un caso aparentemente dramático para el exitoso fiscal de distrito Willy Beachum. Pero nada es tan sencillo como lo parece, y eso incluye este caso.

 

Philadelphia (Jonathan Demme - 1993)

Esta película es la más antigua del listado, pero probablemente esté adelantada a su época. En distintos lugares el hablar del SIDA sigue siendo un tema tabú y esta película nos presenta eso. Andrew Beckett es un joven abogado que trabaja para uno de los bufetes más prestigiosos de Philadelphia. La firma le encarga el caso más importante de su carrera, por lo que realiza un gran informe para ganar el juicio, pero todo se complica cuando advierten que el informe ha desaparecido. Pese a que logra encontrar una copia y gana el juicio, la firma lo despide aparentemente por su incompetencia, pero en realidad él descubre luego que en la firma ya conocían que él tenía SIDA.

 

Andrew decide demandar a sus exjefes y acude a Joseph Miller, un abogado homofóbico que se muestra reticente a llevar su caso. Tras aceptar, comienza un duro litigio en el que los continuos obstáculos que ponen los abogados del anterior trabajo de Andrew complican que puedan ganar. Andrew agoniza y tiene que abandonar el caso, pero Joseph le promete que llegará hasta el final para sacar a la luz la discriminación y la homofobia que movieron a despedirle.

 

Tribunal en fuga (Gary Fleder - 2003)

Cuando una joven viuda interpone una demanda contra un poderoso consorcio al que hace responsable de la muerte de su marido, pone en funcionamiento un caso en el que se decide el destino de millones de dólares. Pero quizás sea un juicio que esté ganado mucho antes de que haya dado comienzo, ya que el jurado probablemente esté manipulado y comprado.

 

Representando los intereses de la viuda está Wendall Rohr, un gran abogado con interés en el caso que está defendiendo. Su oponente es el brillante y despiadado especialista en elección de jurados Rankin Fitch, quien trabaja en el seguimiento y elección de jurado. Conocerá todo sobre sus vidas y manipulará estratégicamente esta información en el proceso de selección, con el fin de que el jurado vote a favor de su defendido. Sin embargo, no son los únicos interesados en conseguir el favor del jurado. Una misteriosa mujer contactará con ambos para comunicarles que el jurado está en venta y que el veredicto final no les saldrá barato.

 

La raíz del miedo (Gregory Hoblit - 1996)

Cerramos este listado con la película protagonizada por Richard Gere, en la que interpreta a Martin Vail, un brillante abogado que defiende a presuntos capos de la mafia sólo por la satisfacción de hacer valer su propia verdad. Cuando escucha en las noticias que un acólito es acusado del homicidio de un arzobispo, decide llevar la defensa pro bono, pues la vanidad publicitaria es el verdadero interés de este abogado poco escrupuloso y, justamente, ésta es la oportunidad de oro para que hacer valer su verdad sobre el caso.

 

El filme versa sobre la vanidad en el litigio, la publicidad de los juicios, las mafias cupulares en el gobierno, la corrupción moral del clero, pero también trata temas relacionados a la imputabilidad o inimputabilidad de los acusados, sobre la llamada verdad histórica o verdad legal (procesal), así como la Litis cerrada o abierta en el sistema procesal penal de los llamados juicios orales. Puedes encontrar esta película en Netflix.

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress