Sábado 18 de mayo de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

¿Procede la reserva del derecho a interponer casación contra un auto emitido en audiencia?

¿Procede la reserva del derecho a interponer casación contra un auto emitido en audiencia?

A propósito de lo ocurrido en la audiencia de apelación del auto que imponía detención preliminar a Keiko Fujimori, el autor refiere que, salvo las sentencias, las resoluciones emitidas en audiencia deben ser impugnadas en ese mismo acto, lo que no ocurrió en dicho caso. Por ello, afirma que, en caso de que el Ministerio Público interpusiera casación excepcional, esta debería ser declarada inadmisible.

Por Fredy Valenzuela Ylizarbe

martes 23 de octubre 2018

Loading

#22208

Con la entrada en vigencia del Código Procesal Penal de 2004 se han regulado un total de 97 audiencias. Catorce de ellas son denominadas vistas de la causa (como, por ejemplo, en el caso de la apelación de la detención preliminar judicial, art. 267.2).

Lo anterior significa que el debate se produce necesariamente en audiencia y muchas de las resoluciones deben emitirse también en audiencia –la prisión preventiva, por ejemplo–, pero existen supuestos en los que, pese a haberse debatido en audiencia, la resolución se emite por escrito (por ejemplo, la inhibición 45.2).

Tal distinción es importante para determinar el momento en que se debe interponer el recurso correspondiente –apelación o casación–, pues en función de si la resolución fue emitida oralmente o por escrito, el momento en que se debe interponer el recurso varía.

Al respecto, el art. 405 del Código Procesal Penal de 2004 prescribe la forma del acto de interposición del recurso, esto es, que puede realizarse de dos modos: escrito u oral. Evidentemente, se hará del primer modo cuando la resolución es emitida y notificada por escrito; mientras que se realizará de la segunda forma cuando la resolución es emitida en audiencia, salvo cuando se trate del caso de sentencias, en el que sí corresponde la reserva (art. 401.1 CPP de 2004)

VEA TAMBIÉN: Arsenio Oré Guardia: «El uso racional de los grilletes policiales»

Así lo ha expuesto expresamente la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema en la casación n.o 33-2010, Puno (cons. Segundo):

 

“(ii) es incuestionable que el nuevo Código Procesal Penal en el caso de decisiones expedidas oralmente o leídas en audiencia, como consecuencia de la concordancia de dos principios que la informan: oralidad y concentración, introduce dos reglas clarísimas: (a) acto de interposición oral en esa misma audiencia, y (b) ulterior formalización escrita del recurso en fecha posterior. Sólo en el caso de expedición de sentencias, por imperio del artículo 401°, apartado 1, del nuevo Código Procesal Penal, es posible la reserva del acto de interposición”.

Este tema cobra relevancia a propósito de lo ocurrido en la audiencia de apelación del auto que imponía detención preliminar judicial, entre otros, a la señora Keiko Fujimori, pues cuando el juez concluyó con la lectura del auto N° 6, auto de apelación de detención preliminar judicial, le formuló la siguiente pregunta al representante del Ministerio Público: «si el uso de las posturas lo van a hacer de forma oral o se van a reservar, ¿Ministerio Público cuál es su postura?». Ante ello, el representante del Ministerio Público respondió lo siguiente: «señor presidente, tenemos que hacer una evaluación dada la naturaleza de esta resolución, contra la que cabría únicamente la posibilidad de un recurso extraordinario; en ese orden de ideas, lo vamos a evaluar y nos reservamos”.

De ello se desprende con claridad que el fiscal se está reservando la decisión de interponer el recurso de casación contra el auto referido. En este punto, es importante precisar que eventualmente podría proceder el recurso de casación excepcional (art. 427.4 CPP de 2004), el cual no se encuentra limitado por lo dispuesto en el art. 427.2 del Código, como sí lo está la casación ‘ordinaria’, pues solo se exige que sea necesario para el desarrollo de la doctrina jurisprudencial. Así las cosas, la pregunta es: ¿correspondía la posibilidad de reservarse la decisión de interponer el mencionado recurso?

La respuesta, siguiendo lo prescrito en el art. 405 y lo establecido por la Corte Suprema en la casación mencionada, es no. Y es que esta disposición es clara al establecer que, salvo en el caso de las sentencias, la resolución emitida en audiencia debe ser impugnada en ese mismo acto, lo que no ha ocurrido en el presente caso; en consecuencia, en el hipotético caso de que el Ministerio Público interpusiera el recurso de casación excepcional, este debería ser declarado inadmisible.

Para ello se deberá tener en consideración lo prescrito en el art. 430 del Código Procesal Penal de 2004, denominado interposición y admisión, que en su inc. 1 prescribe que “El recurso de casación, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 405º, debe indicar separadamente cada causal invocada”; con lo cual se está reconociendo que esta última disposición es una regla general de los medios impugnatorios que debe observarse también al momento de interponer el recurso de casación. El inc. 2 de aquella disposición legal es aún más claro, pues establece que la sala penal superior solo podrá declarar inadmisible el recurso de casación interpuesto en los supuestos previstos en el art. 405º del CPP de 2004 o cuando se invoquen causales distintas, de manera que si no se observó las reglas establecidas en la mencionada disposición, el recurso devendrá en inadmisible.

En conclusión, no cabe la reserva de la interposición del recurso –casación o apelación– cuando el auto ha sido emitido en audiencia; dicho de otro modo, el recurso que corresponda debe ser interpuesto oralmente en el mismo acto en el que se emite el auto; la formalización –fundamentación del recurso– se realizará en los plazos previstos en el art. 414 del Código Procesal Penal de 2004, salvo en el caso del recurso de apelación contra el auto que resuelve el requerimiento de proceso inmediato, en el que tanto la interposición como la fundamentación del recurso se debe realizar en ese mismo acto, en audiencia (art. 447. 5).

(*) Abogado del Estudio Oré Guardia. Máster en Justicia Criminal por la Universidad Carlos III de Madrid y doctorando en Derecho por la misma casa de estudios. Máster en Argumentación Jurídica en la Universidad de Alicante, España. Abogado por la Universidad Inca Garcilaso de la Vega. Profesor de dicha casa de estudios. Miembro del Instituto de Ciencia Procesal Penal.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS