Martes 16 de abril de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

¿Por qué se revocó la prisión preventiva de Vicente Silva Checa?

¿Por qué se revocó la prisión preventiva de Vicente Silva Checa?

A diferencia de Keiko Fujimori, la Sala Penal Nacional de Apelaciones resolvió que Vicente Silva Checa sea procesado en libertad. ¿Por qué razones se revocó la medida impuesta por el juez Concepción Carhuancho y solicitado por el fiscal José Domingo Pérez? Acá te lo contamos.

Por Redacción Laley.pe

viernes 4 de enero 2019

Loading

[Img #23356]

La Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional no solo ha resuelto la situación procesal de Keiko Fujimori sino también de otros implicados en el caso Cocteles, para quienes el juez Concepción Carhuancho también había dictado medida de prisión preventiva.

Así, a diferencia de Fujimori Higushi, el Colegiado de la Corte Superior especializada en delitos de Crimen Organizado y Corrupción de Funcionarios resolvió declarar fundado el recurso de apelación interpuesto por la defensa técnica del investigado Vicente Silva Checa, presunto asesor legal en la sombra de Keiko Fujimori, y, por lo tanto, revocó el mandato de prisión preventiva por 36 meses dispuesto por el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional.

El Colegiado señaló que, a diferencia de lo solicitado por el fiscal José Domingo Pérez y resuelto por Concepción Carhuancho, en el caso de Silva Checa no concurrían los presupuestos para amparar el requerimiento de prisión preventiva y lo que correspondía era revocar dicha medida y disponer que el investigado afronte el proceso en libertad. Esto, «en tanto no se cumple con los presupuestos del artículo 268 del CPP, no estamos ante graves y fundados elementos de convicción, no ha sido cuestionada la pena probable y no se evidencia en alto grado de probabilidad el peligro procesal«.

VEA TAMBIÉN: Esta es la resolución que rechazó la apelación de Keiko Fujimori

Asimismo, la Sala Penal Nacional refirió que, de todo lo señalado en la resolución impugnada como presunto peligro procesal, «no se tiene evidencia objetiva y razonable que nos permita inferir que el investigado haya intervenido en estos hechos que se han mencionado en su calidad de asesor –que es la conducta que el Ministerio Público le atribuye-, a fin de concluir que existe peligro procesal».

El Colegiado señaló que el fiscal José Domingo Pérez y el juez Concepción Carhuancho han afirmado de manera reiterada que Silva Checa habría asesorado sobre aspectos vinculados con el peligro procesal, «pero esto no tiene un correlato cierto o sustentado en indicios que nos permitan afirmar lo antes indicado más aún si el peligro procesal que pudiera evidenciarse debe ser personal». Igualmente, la Sala agregó que «no se ha evidenciado el peligro procesal que se requiere para efecto de dictar la medida cautelar de prisión preventiva en lo que se refiere al apelante».

Así, la Sala refirió que en las comunicaciones del chat conocido como “La Botica” no se menciona a Silva Checa ni tampoco participó en él. Adicionalmente, el colegiado valoró que el recurrente fue detenido preliminarmente el 15 de octubre del 2018, tres días después que brindó su declaración y es al día siguiente que se le formalizó investigación preparatoria y se le requirió prisión preventiva, «con lo cual en este espacio de tiempo desde el momento que es comprendido como investigado no se han evidenciado hechos concretos de la posible perturbación de la actividad probatoria«.

Finalmente, la Sala Penal Nacional señaló que la prisión preventiva impuesta por Concepción Carhuancho a Silva Checa no supera el test de proporcionalidad. Así, el Colegiado señaló que el referido juez consideró, en relación a los tres subprincipios de dicho test, que «estos se sustentan básicamente en el peligro de obstaculización de la actividad probatoria por parte del apelante, y que es la prisión preventiva la que evitará cualquier peligro procesal». No obstante, la Sala rechazó dichos argumentos y señaló que estos no tienen sustento objetivo, al no existir «evidencia razonable de la existencia de este peligro en relación al apelante, más aún que no se ha acreditado que existan graves y fundados elementos de convicción que vinculen al investigado respeto del delito imputado, con lo cual no resulta proporcional dictar la medida cautelar más gravosa como es la prisión preventiva», acotó la Sala.

Ud. puede descargar la resolución aquí y/o leerla en nuestro archivo Scribd:

 

Res. Vicente Silva Checa Sa… by on Scribd

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS