Miercoles 17 de julio de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

Impugnación de paternidad: Sobre los resultados de la prueba de ADN debe primar la identidad dinámica

Impugnación de paternidad: Sobre los resultados de la prueba de ADN debe primar la identidad dinámica

Corte Suprema establece que la impugnación de reconocimiento de paternidad, se encuentra directamente vinculada con el derecho a la identidad y el interés superior del niño. En ese sentido, los resultados de la prueba de ADN no son determinantes, pues debe tomarse en cuenta además la identidad subjetiva-dinámica. Entérese los detalles en la presente nota. [Casación N° 1590-2019-Cusco]

Por Redacción Laley.pe

miércoles 15 de junio 2022

Loading

[Img #33776]

Tratándose de menores de edad, el Estado Constitucional de Derecho prioriza el principio del interés superior del niño, niña y adolescente, a fin de salvaguardar sus derechos fundamentales.

Así, la impugnación de reconocimiento de paternidad, se encuentra directamente vinculada con el derecho a la identidad y con dicho principio.

En ese sentido, y tomando en cuenta el artículo IX del Título Preliminar del Código de los Niños y Adolescentes, los resultados de la prueba de ADN, si es que se hubiera efectuado y hubiera salido en favor del demandante, no son determinantes, pues debe tomarse en cuenta además la identidad subjetiva-dinámica, que permite en este caso desestimar la demanda.

Así lo ha precisado la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema en la Casación N° 1590-2019-Cusco.

¿Cuál fue el caso?

El Primer Juzgado Mixto de Anta de la Corte Superior de Justicia del Cusco emitió la sentencia que declaró infundada la demanda.

El juez fundamentó: Se acreditó que la menor de iniciales D.R.T.P., nació el dos de abril de dos mil ocho, según partida de nacimiento en la que es reconocida por Alcides Trujillo Guzmán.

Sobre ello, la prueba de ADN no se llegó a actuar, por la actitud dilatoria de la demandada; habiéndose frustrado repetidamente las diligencias programadas, a pesar de los apercibimientos de ser conducida en grado fuerza por la Policía Nacional del Perú o de tomar en cuenta su conducta procesal.

Lea también: Corte Suprema: Debida motivación de las resoluciones integra el derecho a la tutela jurisdiccional efectiva

En ese sentido, para la impugnación de reconocimiento de paternidad debe tomarse en cuenta si se afecta la identidad del menor o adolescente, valorando no solo la identidad biológica, sino principalmente la identidad dinámica, que implica la posesión de estado en su relación filial (padre-hija).

Así, si se efectúa la impugnación del reconocimiento de la paternidad sustentada en la prueba genética de ADN por el padre legal contra la niña con quien mantiene posesión de estado como padre, y no se conoce quien es el padre biológico o conociéndose no mantiene una relación familiar de trato de padre a hija con la menor, ésta debe ser desestimada, en respeto a los Derechos Humanos del niño (ponderando la identidad dinámica sobre la estática).

De tal manera, no debe considerarse de manera absoluta la prueba de ADN, sino que debe ponderarse el derecho del niño a relacionarse con quienes ha considerado como padres y conocido como familia durante toda su vida y que el ejercicio de la paternidad no puede afectar su integridad o vulnerar sus derechos o alterar negativamente su vida conforme a su interés superior, debiendo continuar con el vínculo paterno filial conforme a la posesión de estado de padre que conoce, el que mínimamente se deberá prolongar hasta que la menor cumpla con la mayoría de edad.

Dicha decisión fue impugnada. Así, la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia del Cusco, mediante sentencia de vista, revocó la sentencia apelada que declaró infundada la demanda, y reformándola la declaró improcedente; con lo demás que contiene.

El Ad quem argumentó que el demandante basó su pretensión en el artículo 399° del Código Civil, el cual hace referencia al artículo 395° del mismo Código, que establece: “El reconocimiento no admite modalidad y es irrevocable”.

Por consiguiente, de los hechos expuestos en la demanda y de la condición del demandante y lo pretendido, se concluyó que las pretensiones son de imposible cumplimiento jurídico, conforme al citado artículo 395° del Código Civil.

Por tanto, que un tercero se atribuya la paternidad de una menor, no puede imponerse frente al reconocimiento que hizo una persona en vida y por propia voluntad; es imposible que la menor tenga dos reconocimientos de paternidad.

Lea también: Controversia fiscal: ¿Cuáles son los alcances del reparo tributario?

¿Cómo resolvió la Corte Suprema?

Ante tal fallo, se interpuso recurso de casación. Así, la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema precisó que el Estado Constitucional de Derecho prioriza el principio del interés superior del niño, niña y adolescente, a fin de salvaguardar sus derechos fundamentales.

Así, la impugnación de reconocimiento de paternidad, se encuentra directamente vinculada con el derecho a la identidad y con dicho principio. Respecto a ello, y tomando en cuenta el artículo IX del Título Preliminar del Código de los Niños y Adolescentes, los resultados del ADN, si es que se hubiera efectuado y hubiera salido en favor del demandante, no es determinante, pues debe tomarse en cuenta, además, la identidad subjetiva-dinámica, que permite en este caso desestimar la demanda.

Por tales razones, la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema declaró infundado el recurso de casación; en consecuencia, no casaron la sentencia de vista expedida por la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia del Cusco.

Descargue la Casación N° 1590-2019-Cusco

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS