Jueves 20 de junio de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

Suspensión de licencia de conducir no es revisable en sede constitucional

Suspensión de licencia de conducir no es revisable en sede constitucional

Quien considere que la suspensión o cancelación de su licencia de conducir ha sido arbitraria no podrá acudir a la justicia constitucional a efectos de cuestionar esta sanción; en su lugar deberá iniciar un proceso contencioso-administrativo.

Por Luis Zavaleta

lunes 4 de mayo 2015

Loading

[Img #31630]

El Tribunal Constitucional ha señalado que para revisar la constitucionalidad de las decisiones administrativas que suspenden, retienen, cancelan o inhabilitan las licencias de conducir, el proceso contencioso-administrativo constituye una vía idónea e igualmente satisfactoria al amparo.

Así lo determinó el Colegiado en el proceso de amparo seguido por Hipólito Huamán Lucero contra la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones de Lambayeque (Exp. N° 02502-2013-PA/TC).

En su demanda, el señor Huamán solicitaba que se dejen sin efecto la resolución de dicha entidad pública que suspendía su licencia de conducir por dos años y una posterior que la cancelaba por un período de tres años.

El demandante alegaba que se habían vulnerado sus derechos al debido proceso y a la igualdad. Consideraba injusto y arbitrario que además de haber sido procesado penalmente por haber conducido en estado de ebriedad, y eventualmente declarado culpable, se hayan emitido dos resoluciones administrativa que lo sancionan por el mismo hecho.  

Asimismo, señalaba que a la fecha de interponer su demanda de amparo, 17 de mayo de 2012, no se había repuesto sus derechos pese a haberse vencido en exceso la duración de las sanciones administrativas, dispuestas el 15 de mayo y el 31 de octubre de 2007.

Al arribar este caso al Tribunal Constitucional, los magistrados constitucionales señalaron que en tanto los agravios alegados han sido producto de actos administrativos, estos deben ser cuestionados a través del proceso contencioso-administrativo y no en el amparo.

    
El Colegiado remarcó que, desde la entrada en vigencia del Código Procesal Constitucional, el amparo en nuestro país es subsidiario. Así, el inciso 2 del artículo 5 de dicho cuerpo normativo establece que no proceden las demandas constitucionales cuando existan vías procedimentales específicas, igualmente satisfactorias, para la protección del derecho constitucional amenazado o vulnerado.

“El proceso contencioso-administrativo constituye una ‘vía procedimental específica’ para la remoción de los presuntos actos lesivos invocados en la demanda y, a la vez, resulta también una vía ‘igualmente satisfactoria’ (…) al amparo”, concluyeron los magistrados al declarar improcedente la demanda.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS