Viernes 19 de julio de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

Declaración jurada de un tercero no es prueba suficiente para demostrar incorrecta notificación

Declaración jurada de un tercero no es prueba suficiente para demostrar incorrecta notificación

Según lo establecido por el Tribunal Constitucional en reciente jurisprudencia, la presentación de la declaración jurada de un tercero, no es prueba suficiente para desvirtuar lo señalado en una cédula de notificación judicial.

Por Cecilia Cerna

jueves 12 de febrero 2015

Loading

[Img #31784]

No será considerado un medio de prueba idóneo para desvirtuar el domicilio procesal contenido en una cédula de notificación judicial, la presentación de la declaración jurada de un tercero que afirme haya recibido dicha notificación por error. En ese sentido, el presunto afectado se considerará válidamente notificado al domicilio que obra en autos. 

Así se estableció por el Tribunal Constitucional en la sentencia recaída en el Exp. N° 330-2013-PA/TC, en la que se resolvió un proceso de amparo interpuesto contra el JNE con el fin de invalidar las resoluciones emitidas por éste, que denegaron su pedido de nulidad y se señale una nueva fecha para la realización de la audiencia pública. 

Según el recurrente, el Jurado no cumplió con realizar debidamente la entrega de la cédula de notificación que contenía la convocatoria a audiencia pública, al ser entregada a un tercero en domicilio distinto al suyo, vulnerando así sus derechos al debido proceso y defensa.

Es así que, a pesar de que el recurrente presentó como medio probatorio la declaración jurada con firma legalizada de la persona que supuestamente recibió la notificación, el TC decidió declarar infundada la demanda al tratarse de “un medio de prueba insuficiente para contravenir lo señalado en la cédula”.

Asimismo señaló que si bien en el caso concreto no se vulneró el derecho a la defensa, este derecho se extiende no sólo al ámbito del proceso judicial, sino también a todo tipo de procesos o procedimientos, sean judiciales, electorales, administrativos, legislativos y corporativos privados, en los cuales se determinen los derechos y las obligaciones de las personas.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS