Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 16 de julio de 2014 | Leída 1777 veces
La pena es no menor de 30 años

Pobladores que humillaron públicamente a jueza habrían cometido delito de secuestro agravado

Enviar por email

Rondas campesinas de Carabaya (Puno) retuvieron a una jueza y la obligaron a arrodillarse en plena vía pública, en "castigo" por no haber dictado prisión preventiva contra un confeso violador. Estos hechos calificarían como delito de secuestro agravado, por lo cual, los ronderos podrían ser procesados y encarcelados.

[Img #5019]

 

Los medios de comunicación han informado que el lunes 14 de julio diversos ronderos del distrito de Macusani, provincia de Carabaya (Puno), retuvieron contra su voluntad a Eliana Mamani Arias, jueza de Investigación Preparatoria de la provincia de Carabaya. Es más, la humillaron y obligaron a ponerse de rodillas en plena vía pública, así como a pedir disculpas a todo el poblado. La razón: no dictó prisión preventiva a un confeso violador. 

 

Más allá del criterio equivocado o no que utilizó la jueza para no ordenar la detención del presunto violador, el acto cometido en su perjuicio constituiría el delito de secuestro, tipificado en el artículo 152 del Código Penal, el cual prevé una sanción penal para quien prive a otro de su libertad personal sin motivo ni facultad justificada, sin importar el móvil o el propósito de la privación de la libertad, ni el tiempo en el que haya sido detenido.

 

Dicho artículo también prevé una sanción mayor si el agraviado es un funcionario público (como lo es la mencionada jueza) por lo que la pena que pudieran recibir los comuneros podría ascender hasta los treinta años de prisión.

 

Mientras era retenida por los comuneros, Mamani Arias argumentaba que, según el nuevo Código Procesal Penal, los jueces no pueden ser investigadores de los diferentes casos que se llevan y, por ello, de haber dictado prisión preventiva en contra del acusado habría incurrido en una falta legal.

 

También explicó que no tiene interés personal alguno en dicho caso, y que actuó de acuerdo a la normativa vigente. Pidió a los enardecidos pobladores que no tomasen la justicia por sus propias manos y que comprueben que ella no realizó cobros a los familiares del acusado para dejarlo en libertad.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
6 Comentarios
Roel Miranda
Fecha: Domingo, 27 de julio de 2014 a las 18:37
Por favor, no confundan a la gente con una interpretación literal del art. 152 del CP; no es ciero que existe secuestro agravado en dicho caso, pues no concurrente los elementos subjetivos del tipo penal: Dolo y lucro. Los pobladores en absoluto han tenido el conocimiento y voluntad de secuestrar a la Jueza, tampoco lo han hecho con el fin de obtener un lucro. Analicemos el elemeto histórico por el cual el legislador crea dicha norma antijurídica; se crea dicha norma para sancionar, reprimir y prevenir el secuestro que si venía ejecutando los integrantes de bandas organizadas que clandestinamente, con voluntad y conocimiento del hecho antijurídico, privaban de la libertad a una persona para cobrar "cupos". Eso si es secuestro; no el caso de los ronderos; lo cual no es jstificado; lo hecho por ellos tipifica como coacción (art. 151 CP).
Santiago
Fecha: Miércoles, 23 de julio de 2014 a las 18:00
Muchas veces no se entiende la idiosincrasia de de estos comuneros, si creen que la Juez ha tenido una actuación irregular, para eso está el órgano de control para que hagan valer su derecho con arreglo a ley. Como dice la magistrada los jueces no investigan con el nuevo modelo, en todo caso podría existir también responsabilidad en el MP por una mala investigación.
nano
Fecha: Miércoles, 23 de julio de 2014 a las 15:22
Las rondas no reconocen la autoridad de las instituciones formales, el poder judicial se ha excedido en destituir a esta magistrada debio castigarla pero no botarla. Aparte de ello debend ejar a estos ciudadanos con sus usos y costumbres hasta que aprendan a ser civilizados por que no lo son todo lo ven castigo, venganza, son resentidos sociales. deben retirarse las instituciones formales de estos lugares
Victor Llaque
Fecha: Lunes, 21 de julio de 2014 a las 12:52
La jueza merece un desagravio por el Poder Judicial, ella ha sido víctima. Los líderes o cabecillas de los ronderos merecen ser procesados en la ciudad de Lima, para que aprendan a respetar a las autoridades
guiller
Fecha: Jueves, 17 de julio de 2014 a las 15:27
Este tipo de actos violentos y demigrantes no se debe de repetir deben ser sancionados ¿donde esta el procurador publico del poder judicial para denunciar este hecho?
carlos
Fecha: Miércoles, 16 de julio de 2014 a las 21:14
lamentable lo que ha sucedido con la sra jueza, pero, la gente a veces( como en este caso) toma la justicia por sus propias manos, pero, estoy seguro que el 100% de esa poblacion no sabe nada del articulo 152 del codigo penal, por eso actuan de esa forma

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress