Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 4 de febrero de 2014 | Leída 3673 veces
El criterio del PJ obliga a la lectura de sentencia pese a la ausencia de los acusados

Caso Utopía: la sentencia que no puede esperar

Enviar por email

La postergación de la lectura de sentencia sobre la actuación de los administradores de la discoteca Utopía alargó un proceso que lleva más de diez años. Evidenció, además, un problema recurrente en la justicia peruana: la falta de lectura de muchas sentencias ante la ausencia de los acusados. Según el propio PJ, este fenómeno no debería producirse.

[Img #2835](Fuente fotografía: La República).


El día 27 de enero, Alan Azizollahoff y Édgar Paz habían sido citados en la sala del 21 Juzgado Penal de Lima. La citación respondía a su calidad de acusados en el caso de la discoteca Utopía, de la cual ambos eran administradores; era el final de un largo proceso judicial, de más de diez años. Ninguno asistió. 


Sus respectivos abogados presentaron documentos médicos para justificar esa ausencia. La jueza encargada del caso, tras analizarlos, convino en postergar la lectura de la sentencia hasta marzo. Como tantos otros jueces, interpretó que la lectura de la sentencia no se podía dar si los acusados no se encontraban presentes.

En el fondo, lo que trataba de evitar la jueza, como el resto de esos jueces, es que los acusados no interpusieran un hábeas corpus en contra de la propia sentencia, al haber sido leída sin estar ellos presentes. La Constitución, en efecto, incluye en su artículo 12 “el principio de no ser condenado en ausencia”. La práctica jurídica, no obstante, hace tiempo que superó esa rigidez. 

Un paso por delante 
Las defensas de Azizollahoff y Édgar Paz contaban con el criterio conservador que define las...
8 Comentarios
Juan lópez salmerón
Fecha: Viernes, 7 de febrero de 2014 a las 10:23
"Prófugos de la justicia", cuántos hay? Como por ejemplo, el ex-fiscal Aljovín que se presentó a la justicia en plena agonía, como Hurtado Miller que se presentó a instanctantes de una prescripción, como el inmundo Shults hoy en Suiza haciando cachita p cp,p la otra inmunidicia japonesa que se mando cambiar sin autorización de nadie y "renuncia por fax" etc. etc. etc. Cuántos enriquecidos generales hay en la lista de los "prófugos de la justicia". O es que algunos son miserables prófugos y otros son "víctimas de escarnio" Lloramos todos en este país la muerte de jóvenes en la flor de la vida con la única pero crucial diferencia es que algunos mueren juergueando gastando en cervezas de 120.00 soles y otros lo hacen de hambre y botando los pulmones por la boca como se puede apreciar todos los días en Bravo Chico. Toda pérdida es lamentable más aún cuando se quiebra el orden natural, pero hay que ser solidarios también con quienes no tienen ninguna posibilidad ni menos poder para conseguir justicia. Justicia es justicia no venganza disfrazada. Forzar interpetaciones contra prohibiciones literales constitucionales con eufemismos seudo-jurídicos o con "resoluciones administrativas" es un gravísimo peligro pues "via interpretación" no se puede pervertir la lieral vluntad del constituyente. El poder judicial y el propio tribunal constitucional son poderes, constituidos y no constituyentes, ninguno puede legislar via "interpretaciones", La jurisprudencia es una fuente respetable del Derecho, mas no fuente de Poder constitucional. Paz en la inextinguible eternidad para estas jóvenes víctimas y para todos aquellos que parten sin ton ni son prematuramente. Paz para sus deudos. Pero ello no puede forzar ni alterar la naturaleza del Derecho, la culpa no es dolo en ninguna legislación penal del mundo occidental intelectualmente decente. . Ni siquiera en la gran Roma fue así. Una pregunta suelta que nunca sido satisfecha, qué paso con esa grotezca manipulación y hasta destrucción de los resultados de las pruebas toxicológicas en las necropcias de las víctimas de la discoteca Utopía, qué paso con la rapiña de jovenes agonizantes quienes -ya en manos de la policía- se le "perdieron" sus joyas, (algunos hasta dentaduras), cuántos y quienes fueron sancionados, dónde se penalizó esto.
Arturo
Fecha: Miércoles, 5 de febrero de 2014 a las 22:45
Concuerdo con el artículo en cuento afirma que el acto de lectura de sentencia no es el acto de juzgamiento y por tanto es posible su lectura sin que el imputado se encuentre presente. Discrepo al señalar que ello ocurre en todo el país, pues con la vigencia del NCPP, vigente en la mayor parte del país, ello se realiza sin ningún problema ya que es decisión del imputado estar o no estar presente en el juicio.
Augusto Landerer Faura
Fecha: Miércoles, 5 de febrero de 2014 a las 17:15
TODOS SENTIMOS LO OCURRIDO EN EL 2002, LO QUE RESULTA UNA VERGUENZA ES QUE DELGADO APARICIO, MÁS QUE DOLOS DEMUESTRA ODIO Y PRETENCIONES DE FIGURETISMO, SIEMPRE HA TRATADO DE INFLUENCIAR EN EL PROBLEMA, PRESIONANDO POLÍTICAMENTE.DEBE RESPETAR A SU HIJA FALLECIDA.
IVAN
Fecha: Miércoles, 5 de febrero de 2014 a las 12:08
Los procesados Alan Azizollahoff y Édgar Paz han aprovechado las vacaciones judiciales de febrero para alargar más el proceso y parece que les funcionó. La pregunta será ahora ¿Cuánto tiempo más se alargará el proceso?. Por otro lado este es un caso en donde el poder económico ha estado de uno y del otro lado. Si recordamos la forma en que Percy North fue sentenciado, liberado y vuelto a sentenciar por lo mismo, usando la analogía (prohibida en materia penal) considerando que hubo la intención de matar cuando lo que en verdad hubo es negligencia grave o inexcusable que sólo es equiparable al dolo en lo civil pero de ninguna manera en lo penal. Ha sido un caso manoseado por los medios de prensa, en el Poder Judicial y la verdad es que no creo que nunca termine. Lo que va a pasar es que condenarán a los señores Azizollahoff y Paz a unos pocos años, luego de unos meses en la cárcel les reducirán la pena o les darán arresto domiciliario o libertad condicional, posteriormente "por algún motivo" los volverán a procesar por lo mismo al igual que al Señor North y luego encontrarán otro motivo para que el ciclo se repita. Estas contradicciones son parte del estado de impredecibilidad de las sentencias y demás resoluciones y por eso se hacen tan largas y pesadas. Si son culpables, desde el punto de vista jurídico, deben ser sancionados de acuerdo a cómo estaba previsto en el ordenamiento jurídico, lo demás es arreglo o venganza
Ever Bello Merlo
Fecha: Miércoles, 5 de febrero de 2014 a las 10:47
En nuestro sistema jurídico procesal penal no es novedad estos hechos, esta práctica judicial de parte de muchos abogados es muy común y se presenta en casi todos los juzgados o salas penales del país, situación que en alguna medida vulnera el principio de la función jurisdiccional recaída en el propio Estado, en esa medida el precedente vinculante establecido por la Corte Suprema (Sala Penal) ayudará a solucionar en lagua medida, sin embargo debemos tener en cuenta que el Tribunal Constitucional ha señalado que los precedentes vinculantes en alguna medida atenta contra el principio de independencia jurisdiccional de los Jueces que tramitan un caso en concreto, por lo que independientemente que se haya regulado esta situación a través de una Directiva la parte afectada recurrirá a los Jueces Constitucionales para su evaluación.
Aurelio Nunura Pozo
Fecha: Miércoles, 5 de febrero de 2014 a las 09:16
No entiendo porque tanta dilación en el proceso, si el procesado no concurre en la fecha de lectura de sentencia, pese a estar notificado, se debe dejar constancia de su inasistencia y mediante Resolución declararlo Reo Contumaz o ausente y disponer su captura que lo hara la Policia Judicial; es inconstitucional leer una sentencia condenatoria en ausencia del procesado.
vayo
Fecha: Miércoles, 5 de febrero de 2014 a las 08:50
Y de seguro que cuando metan preso 100 años a los "culpables" y éstos salgan después de la condena cumplida, querrán que los fusilen ,,, y si se salvan del fusilamiento, querrán que los condenen a,,,,,,, y así será este tema. Qué pena que el odio llegue a embargarte 10 años!! Y pensar que los únicos culpables son los PADRES que ahora quieren echarle la culpa al barman y al dueño! NO pues!
andre semtch
Fecha: Miércoles, 5 de febrero de 2014 a las 07:36
Es cierto aún entre los operadores jurisdiccionales no aplican éste criterio porque creen qué es propio del Nuevo Código Penal

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress