Domingo 03 de marzo de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

La innovación y el cambio de cultura en los despachos

La innovación y el cambio de cultura en los despachos

La importancia de empezar a innovar para las firmas que dentro de poco se enfrentarán a un competidor desconocido, bautizadas en Inglaterra como las «Estructuras Alternativas de Negocios» o ABS.

Por Redacción Laley.pe

domingo 19 de abril 2015

Loading

[Img #7620]

*Por: Gabriela Quevedo

“En las próximas dos décadas, el sector legal va a cambiar más que en los últimos dos siglos”, vaticina Richard Susskind, uno de los grandes expertos en cómo afecta la tecnología al mundo jurídico. En efecto, su apreciación con sentido casi apocalíptico hace que los despachos consideren urgente plantearse el reto de innovar. Una cosa es tremendamente cierta: aquellos que no den el paso, probablemente no sobrevivan.

Bien afirma la Escuela de Derecho de Georgetown –la segunda más grande en EE.UU.– en el Reporte sobre el Estado del Mercado Legal 2015, elaborado con Thomson Reuters, que los despachos no solo deben reaccionar a las realidades del sector, sino entender dónde estará en los próximos años. Es hora de innovar.

Para el diario económico Expansión uno de los principales hallazgos que debe rescatarse del informe de Georgetown Law es “haber detectado durante el año pasado una menor disposición de los clientes de negocios a perseguir opciones de litigio”. A tal obviedad salta como solución la previsión antes de que exista la mínima posibilidad de terminar en un tribunal.

Ante ello, Eugenia Navarro, uno de los referentes del Marketing Jurídico en España, advierte como punto de partida el compromiso con los clientes y sus negocios. En una entrevista con La Ley, ella aseguró que la gran innovación muchas veces pasa primero por “no solo asesorar de una manera escéptica, sino comprometerse con las necesidades de la empresa”. Lo que implica siempre dar un paso adelante.

Lionel Barber, editor del Financial Times (FT), diario que ha publicado por nueve años consecutivos un reporte dedicado a la innovación en la abogacía de los negocios, acompaña la armación de Navarro indicando que «si los bufetes de abogados quieren evitar ser solo un proveedor entre muchos, tendrán que seguir innovando».

Situación confirmada por Joanne Wheeler, ganadora del Premio al Abogado Innovador del Año 2014 otorgado por el FT, cuyos proyectos en el sector comercial fueron desarrollados bajo la premisa de asumir retos siempre y cuando estos sean sostenibles. Wheeler la tiene muy clara, ser innovador no es solo realizar actos disruptivos y aislados, sino tener impacto en la manera de hacer las cosas, en este caso en la práctica del Derecho.

Cambio cultural

“En el sector legal muchas veces el innovador ha fracasado”, sentencia Eugencia Navarro luego de preguntarle cómo se reciben a los innovadores dentro de los grandes despachos. Para quien fue durante ocho años directora de marketing y desarrollo de negocio de Baker & McKenzie en España, los cambios serán bienvenidos siempre y cuando los socios estén convencidos de ellos. En este escenario el conservadurismo del sector se erige como la gran muralla. Lo que obligará a los despachos a enfrentarse a ella será el “dramático aumento de competidores no tradicionales en el mercado legal”, como señala la consultora Altman Weil especializada en el sector, con ocinas a nivel global.

A esto debemos sumarle la exigencia del cliente por mayor servicio al menor precio. “Yo creo que la innovación también se reeja en los modelos de facturación y en las políticas de precios”, asegura Navarro. Los usuarios del servicio –entre empresas y clientes particulares– exigen una tarifa de precio cerrado, dejando atrás el pago por hora. Este tipo de servicios implican un cheque en blanco del despacho al cliente: no importa el tiempo que deba invertir en darte un servicio, allí estaré.

A partir de esos cambios nacen lo que en Inglaterra se denominan las «Estructuras Alternativas de Negocios» o ABS, por sus siglas en inglés (Alternative Business Estructure). Estos nuevos modelos rompen con la gura tradicional de los despachos, cuyos socios son tradicionalmente abogados. Por el contrario, las ocinas están compuestas de equipos multidisciplinarios donde los casos no sean vistos como tal, sino como proyectos.

“Todo empieza a cambiar. El lenguaje que usan con las empresas es un lenguaje empresarial. Entienden los asuntos legales como proyectos y de aquí están surgiendo nuevas profesiones como el Project Legal Management. Y nos encontramos además con que la innovación del servicio pasa por el hecho de que las ocinas sean irrelevantes, se puede trabajar en casa o incluso en la ocina del cliente. Y es verdad que esto está modicando la manera de prestar servicios”, nos cuenta Navarro a La Ley.

El binomio perfecto

Actualmente dos paradigmas de la innovación son la estadounidense Axiom Law y la inglesa Riverview Law.

La primera ostenta, con justa pretensión, el lema: “Redefiniendo el Derecho”. Como bien lo dice uno de sus directores, esta ABS busca dar servicios con el cliente y no para ellos. Para Alejandro Sánchez del Campo, abogado de Telefónica de España y conocido en el Twitter como @replicantelegal, Axiom “quiere transformar el mundo legal, exportando la forma de trabajar de las startups de Sillicon Valley”.

A través del sitio web Lawyer Press, Sánchez describe a la estructura de esta agencia, que cuenta con 14 ocinas en 3 continentes, como una de bajo coste en la medida en que “no tiene una gran plantilla de abogados, sino un grupo de profesionales multidsciplinarios”.

Riverview Law, que tiene entre sus socios a DLA Piper, funciona igual. Esta ABS se enfoca en empresas y en abogados que dan asesoría jurídica interna. En efecto, para ellos ha creado “un software que se puede contratar por módulos y que permite manejar un gran volumen de información para reducir gastos y contigencias legales”.

El éxito en estos casos reside en la combinación de innovación y experiencia. Ambas agencias legales tienen entre sus las a algunos de los abogados más importantes del mundo. Fórmula que permite obtener el binomio perfecto en esta era de innovación.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS