Sábado 02 de marzo de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

El ejercicio de la prudencia política

El ejercicio de la prudencia política

El autor explica los alcances del principio de neutralidad como garantía de la prudencia política por parte del presidente de la República. Esto, a raíz de las nuevas declaraciones de Ollanta Humala, quien calificó de poco transparentes las últimas decisiones del Jurado Nacional de Elecciones respecto de los candidatos en el actual proceso electoral. Como se conoce, lo dicho hace unos días por Humala a los medios de comunicación motivó al Colegiado a exhortarle el cumplimiento de este principio.

Por Carlos Hakansson Nieto

lunes 21 de marzo 2016

Loading

[Img #10830]

El conocimiento y ejercicio de la prudencia política es esencial en las cualidades de un buen gobernante. Es la virtud que consiste en la capacidad de poner los medios necesarios para la solución de casos concretos, aplicando principios en situaciones tan complejas como cambiantes. Si no se práctica con naturalidad, puede conducir al desconcierto y confusión en su Consejo de Ministros. Por eso, su ejercicio es vital en todo estadista que desea gobernar una comunidad política, manteniendo su estabilidad, mostrando firmeza, así como encontrar la oportunidad para realizar declaraciones a la prensa y no parecer contradictorio sino consecuente con su pensamiento y obra.

En plena campaña electoral, la prudencia política es una virtud próxima a ser considerada como un bien escaso en la región; puede cultivarse si el gobernante sabe escuchar y dejarse aconsejar. Una de sus reglas es de puro sentido común y consiste en tener siempre presente que toda opinión y decisión tiene su momento y lugar. El Presidente de la República y su Consejo de Ministros no deben brindar opinión si antes no se ha colegiado la posición del gobierno (principio de unidad), especialmente si el ministro del sector afectado conserva su particular punto de vista sobre el problema a resolver. Es mejor esperar y encontrar un entendimiento sobre el fondo del asunto y los planteamientos de solución que sean viables.

El Presidente tampoco debe sentirse obligado a decidir inmediatamente, lo cual no significa pasividad. Si bien la Constitución establece que sus actos son nulos si carecen de refrendación ministerial, debe ponderar las circunstancias antes de tomar una decisión y ser consciente del efecto y consecuencia de sus declaraciones. Una saludable manifestación de la prudencia al hablar y hacer política es que siempre, con cada declaración a los medios, se tengan presente las disposiciones constitucionales como referente de conducta, su principal límite al ejercicio del poder. Si respeta las formas constitucionales empezará a cambiar la clásica percepción sudamericana de un gobernante que más parece un caudillo.

La solidez institucional comienza por el ambiente generado por un estilo de gobierno acorde con las disposiciones y límites constitucionales; lo contrario será perjudicial, pues, una declaración desafortunada producirá una “onda mediática” que emitirá señales de desunión desde el gabinete, restándole credibilidad para realizar una correcta administración del Estado. No olvidemos además que la institución del Presidente de la República es casi una “fábrica de titulares” para los medios de comunicación; las respuestas altisonantes, las bromas inoportunas, las respuestas irónicas y reiteradas contradicciones, afectarán no sólo la imagen presidencial sino la línea de flotación de cualquier gabinete.

Finalmente, la neutralidad del Presidente de la República durante un proceso electoral también es parte de la prudencia política, se manifiesta en una abstención para realizar declaraciones sobre las propuestas de los candidatos y no brindar su opinión respecto al contenido de las resoluciones del Jurado Nacional de elecciones.

—————————————–

(*) Carlos Hakansson Nieto es Doctor en Derecho por la Universidad de Navarra, España. Profesor de Derecho Constitucional y Director del Instituto para los Derechos Humanos y la Democracia de la Universidad de Piura.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS