Sábado 18 de mayo de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

¿Qué hay detrás del proceso civil resuelto en 50 días con técnicas de legal design?

¿Qué hay detrás del proceso civil resuelto en 50 días con técnicas de legal design?

Las nuevas herramientas y tendencias sobre gestión en despachos legales apuntan a la aplicación de legal design y legal design service.

Por Marcos Cancho Peña

martes 14 de noviembre 2023

Loading

Loading

El juez Javier Jiménez Vivas del Tercer Juzgado Civil de San Juan de Lurigancho logró resolver un proceso civil -que normalmente dura 1 año- en tan solo 50 días. La reducción del plazo fue posible porque el juez trabajó con un equipo comprometido con el proceso, lo que permitió que se resolviera con celeridad. Además porque, tanto el juez como las partes procesales, cumplieron con los plazos procesales.

Por si fuera poco, el juez también usó técnicas de legal design para redactar la sentencia del proceso. En tan solo 7 páginas, sin omitir información legal importante y sin tanto regodeo jurídico, se emitió un fallo que destaca por su lenguaje claro y comprensible para los ciudadanos. Las técnicas de legal design permitieron que el juez redacte una sentencia entendible por cualquier persona.

¿Cómo se resolvió un proceso civil en 50 días?

Laley.pe entrevistó al juez civil Javier Jiménez, quien explicó que la rapidez es solo una consecuencia del compromiso de todos los actores de un proceso civil con el deber con calidad. «En el proceso resuelto en 50 días, todo el sistema cumplió con su deber a tiempo. No se trató de un tema jurídico, se trató de un tema moral que instó a que todos (juez y abogados) cumplieran su deber», aseguró.

«Los jueces necesitan desarrollar competencias gerenciales»

Si un abogado presenta múltiples escritos que podría sintetizar en uno solo, será imposible dictar resoluciones rápidas, aclaró Javier Jiménez. También dijo que los jueces necesitan tener competencias gerenciales, es decir, habilidades organizativas, con la finalidad de que su equipo cumpla su deber con calidad y rapidez.

«El pensamiento del personal debe estar alineado con el pensamiento del juez que dirige. El equipo de trabajo de cada juez es determinante. El trabajo del juez queda corto, por eso necesita de un equipo esforzado», indicó.

El juez especificó cómo deberían actuar las partes involucradas en un proceso judicial para que la resolución sea rápida.

  1. Los abogados deben procurar que la demanda sea admitida a la primera resolución: Hay abogados que no presentan bien su demanda y, cuando es declarada inadmisible, se reservan algo para presentarlo luego en un nuevo escrito. Así, prolongan su defensa mediante escritos inadmisibles y el proceso judicial tarda más. En el proceso resuelto en 50 días, el abogado presentó todo bien, buscó que la demanda fuese admitida en la primera resolución.
  2. Calificación del juez bien hecha y rápida: El juez debe estar dispuesto a resolver la admisibilidad o rechazo de los actos con calidad y rapidez. Es importante que se notifique a las partes sobre la audiencia de manera rápida.
  3. Notificación bien hecha y rápida: El juez debe notificar sobre la programación de la audiencia cuidando que no se notifique mal o se notifique tarde, porque, si la notificación llega tarde, se vencerán los plazos y la audiencia que se programó no podrá realizarse, por lo tanto, la resolución rápida será imposible.
  4. Colaboración de la parte contraria: La otra parte del juicio debe cumplir con defenderse bien y presentar su defensa legal por escrito con la misma rapidez que el juez y el abogado.
  5. Realización de la audiencia: Si la notificación fue realizada de manera correcta, la audiencia podrá realizarse en un plazo célere.
  6. Sentencia rápida: Si todas las partes del proceso judicial trabajaron buscando el mismo objetivo, el juez podrá emitir una sentencia rápida y con calidad. Así es posible resolver un proceso judicial en 50 días, con el trabajo de todas las partes.

Las sentencias resueltas por el juez civil

Laley.pe tuvo acceso a dos sentencias resueltas por Javier Jiménez. Una de las sentencias fue resuelta en 50 días y otra en 53 días. «(Actualmente) hay procesos de un año, dos años, tres años. Nuestra meta es resolver procesos por debajo de 90 días. Por ahora hemos logrado resolverlos en 50 y 53 días», indicó el juez civilista.

Otorgamiento de escritura pública

El primer caso fue resuelto en 50 días. El juez analizó un caso de otorgamiento de escritura pública sobre una minuta de compraventa de 1988, se trataba de un inmueble ubicado en el distrito de San Juan de Lurigancho. La demandada nunca participó del proceso y fue declarada rebelde.

El juez analizó la existencia de un contrato de compraventa con la minuta: “Señor notario, sírvase usted extender en su registro de escrituras públicas una compraventa de terreno urbano (…)”, se lee en el documento, entre otras cláusulas que fijan el precio y modalidad de pago, etc.

El juez declaró fundada la demanda y emitió una sentencia de 7 páginas con un lenguaje claro y sencillo, es decir, con un formato y estilo diferente al modelo de sentencias convencional, aplicando técnicas de legal design.

Interdicto de recobrar (legal design)

El segundo caso fue resuelto en 53 días. El juez analizó un caso de interdicto de recobrar en tan solo 7 páginas y declaró infundada la demanda con las siguientes consideraciones finales:

  1. La parte demandante no tiene derecho a la restitución del bien inmueble.
  2. La parte demandada cuenta con título que justifica su posesión sobre el inmueble.

Legal design: sentencias claras y precisas para la sociedad

El juez Javier Jiménez utilizó la metodología design thinking de legal design para redactar la sentencia sobre el proceso civil que resolvió en 50 días. Mediante esa metodología, el juez redactó una sentencia clara de 7 páginas, considerando que los ciudadanos necesitaban un lenguaje claro para entender el documento. «El juez puede ajustar lo que ofrece de acuerdo a lo que pide la sociedad», sostuvo Javier Jiménez.

El juez trabajó con prototipos y testeo. Mediante la elaboración de prototipos fue modificando el texto que redactó para su sentencia. Es decir, escribía un texto y lo modificaba después de evaluarlo, con la finalidad de obtener un texto final sencillo, que permita una lectura ágil. Así logró satisfacer la necesidad de comunicación de la sociedad, mediante una sentencia clara y precisa.

“El legal design es diseñar decretos, diseñar autos, diseñar sentencias. Diseñar es preparar un documento pensando en el destinatario, en lo que busca, en su comprensión. En el diseño de documentos se usa colores, tipos de letra, marcadores, sumillado, un montón de cosas”, declaró el juez.

¿Qué herramienta digital utilizó el juez?

Javier Jiménez utilizó Slack, una herramienta de mensajería que, según sus palabras, le permite organizas actividades laborales desde su celular. Mediante esa herramienta se comunicó con su equipo para resolver el proceso civil en 50 días.

El juez sugiere que los abogados y los jueces definan, de manera personal, la herramienta digital que usarán durante sus procesos. Algunos optarán por utilizar Slack y otros optarán por utilizar otra herramienta digital que mejor les parezca.

«El legal design permite que el abogado tenga más visibilidad en el mercado»

Laley.pe entrevistó a Karol Andrea Valencia, abogada de Wow Legal Experience, quien opinó que el legal design beneficia a los abogados porque les brinda mayor visibilidad en el mercado. La abogada resaltó la importancia de que el derecho alcance a los ciudadanos, por medio de textos jurídicos cortos y claros, así como también de videos interactivos por diversas plataformas.

«El legal design permite que los abogados tengan visibilidad en el mercado. Los que no opten por el legal design perderán vigencia, incluso ya la están perdiendo. Las personas ingresan a LinkedIn o a una página de derecho para leer casos jurídicos claros. Algunos abogados incluso usan TikTok y es genial. El cerebro no se concentra más de 60 segundos, por eso los contenidos duran entre 30 a 60 segundos», señaló.

En esa línea, Karol Andrea Valencia sostuvo que los abogados que no apliquen técnicas de legal design perderán vigencia entre los ciudadanos y no podrán alcanzar métricas de productividad positivas en su labor.

«Los abogados que no opten por legal design perderán vigencia y, por lo tanto, habrá gente que deje de consumir esos servicios de asesoría legal. Quienes no apliquen legal design se alejarán del ciudadano y no llegarán a las métricas de productividad, porque el diseño es una herramienta», indicó.

Finalmente, la abogada elogió la sentencia con lenguaje sencillo y claro que emitió el juez Javier Jiménez utilizando técnicas de legal design. «La sentencia de Javier me parece fabulosa. Yo la vi antes del proceso de rediseño. Redujo de 25 hojas a 7 hojas y esa es una reducción importante, sobre todo considerando que no le quitó ningún punto legal importante», finalizó.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS