Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 20 de marzo de 2014 | Leída 434 veces
Gran polémica en Estados Unidos

Adolescente que consumió drogas durante su embarazo es acusada de asesinato

Enviar por email

Rennie Gibbs lucha siete años por su libertad luego de que abortó un bebé que nació con el cordón umbilical atado a su cuello. Todo comenzó cuando un forense encontró residuos de cocaína en la sangre del feto y acusó a Gibbs de asesinato.

[Img #3486]
Fuente: Vice.com

Corría el año 2006 cuando Rennie Gibbs, una adolescente afroamericana, dio a luz a un prematuro bebé de 8 meses; la madre, soportó el parto con las limitaciones propias del servicio de salud de Missisipi, no obstante, sintió una terrible sorpresa cuando vio a su hijo muerto, con su cordón umbilical enrevesado en su cuello.


A partir de entonces comenzó la otra tragedia. El médico forense, Steven Heyne, halló residuos de cocaína en la sangre del bebé que procedía de un medicamento llamado benzoylecgonine que la madre consumió durante el embarazo. 

El forense saltó a la conclusión de que el medicamento fue la causa del deceso del bebé y no el cordón umbilical ajustado al cuello. Rennie Gibbs fue acusada de asesinato y arrestada por el cargo de "asesinato con desprecio por la vida humana".

La periodista del diario Pro Pública, Nina Martín, calificó esta acusación de estar más determinada por motivaciones políticas que científicas. “El médico forense, Steven Hayne, no ha terminado hasta el momento su examen de certificación de la Junta Americana de Patología”, señaló.

Desde hace siete años el caso rebota por todos los rincones del...
La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress