Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 8 de abril de 2014 | Leída 8299 veces
CÉSAR NAKAZAKI SOBRE CASO UTOPÍA:

La figura de homicidio por omisión impropia debe ser utilizada en el país

Enviar por email

El penalista César Nakazaki Servigón, abogado de los agraviados del Caso Utopía, sostuvo que una respuesta contundente para frenar las muertes por violar las normas de seguridad es condenar a los culpables por homicidio doloso por omisión impropia, y no por homicidio culposo.

[swf object]

El abogado especialista en Derecho Penal explicó que la figura de homicidio por omisión impropia se presenta, por ejemplo, cuando “un constructor de un edificio hace que sus operarios suban sin arnés o sin cinturones de seguridad, y mueren estos trabajadores”. De igual modo, este debe ser aplicado en el último proceso penal del Caso Utopía contra Alan Azizollahoff Gate y Edgar Paz Ravines, administradores de la ex discoteca Utopía ubicada en el Jockey Plaza. 


Asimismo, señaló que “los 29 homicidios [del Caso Utopía] no es por comisión sino por omisión, debido a que ellos [exadministradores] generaron el incumplimiento de sus deberes de garantía, es decir,permitir que el establecimiento comercial funcione sin sistema de seguridad contra incendio”. Para ser más precisos, “sabiendo que si se producía un incendio no existía...
13 Comentarios
IVAN
Fecha: Jueves, 10 de abril de 2014 a las 10:08
Lo señalado por el Dr. Nakasaki, se opone , al principio taxatividad de la norma penal y, en ese sentido, a la imposibilidad de usar analogía en materia penal, a hacer una interpretación extensiva de la norma. La negligencia puede ser equiparada con la culpa grave o inexcusable y, por ello, generar una cuantiosa reparación civil, pero no se puede equipar la culpa grave o inexcusable con el dolo en materia penal. En todo caso, si los legisladores asimilan la teoría planteada por el Dr. Nakasaki, la pueden incluir en el código de manera que, ante situaciones futuras
Fernando
Fecha: Jueves, 10 de abril de 2014 a las 09:25
"El homicidio doloso por omisión impropia es una figura de gran poder y alcance" es cierto lo que dice el Dr. Nakazak, esta figura tiene un gran poder, pero recordemos que existen principios como la legalidad. El asumir la posición de garante no significa en ciertos casos la intención de lesionar un Bien Jurídico.
MARY
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 22:42
Comparto la opinión del Dr. Cesar Nakasaki; y asi evitar injusticias en el Perú
Jesus Manuel Medina Leyva
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 20:06
Importante interpretación y alcance legal del Dr. Nakasaki, asimismo mi agradecimiento a quienes dirigen este medio virtual por brindarnos valiosa información.
MARCOS TAPIA
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 09:49
LA POSICION O COMENTARIO DEL DR. NAKASAKI CONSIDERO QUE ES RELATIVO RESPECTO AL EJEMPLO DEL CONSTRUCTOR, SIENDO DIFERENTE EL CASO UTOPIA, DONDE SI ERA NECESARIO Y OBLIGATORIO EL SISTEMA DE SEGURIDAD CONTRA INCENDIOS, POR TANTO ATINADO LA APLICACION DEL HOMICIDIO DOLOSO POR OMISION IMPROPIA, PERO CADA CASO ES DIFERENTE, AL MARGEN DE ELLO EN LA NOCHE DE LA DECLARACION DEL ABOGADO DE LA PARTE CIVIL SE PRONUNCIO POR LA PENA DE LOS CUATRO AÑOS Y MANIFESTO SU INTENCION DE APELAR LA MISMA, CUANDO SABEMOS QUE SOLO AL FISCAL LE COMPETE PRONUNCIARSE VIA APELACION SOBRE LA PENA Y PARA LA PARTE CIVIL SOLO PUEDE RECURRIR RESPECTO AL MONTO DE LA REPARACION CIVIL.
legeman
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 09:10
Considero que la figura del Homicidio doloso por omisión impropia debe ser utilizado de manera prudente, caso contrario podría generar injusticias,
Jaime Vergaray Silupu
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 09:06
Estimados señores de la prestigiosa empresa "LA LEY", agradezco a ustedes por la información jurídica y otros que, día a dia transmiten a través de este medio; me resulta importante si "LA LEY", brinda algun servicio de información jurídica o de otro tipo. gracias.
Franklin
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 08:51
El ejemplo del constructor es clara, ahora que rl trabajador no use o haga caso omiso a su obligacion de usar , es otra figura distinta, a las obligaciones del administrador, ingeniero, gerente, etc. tiene que cumplir con proveer los materiales necesarios y / u obligatorios para la correcta ejecucion de un trabajo o servicio, en el caso de Utopia no se facilitaron los implementis necesarios y obligatorios en locales comerciales y mas aun en los cuales se alberga cantidades de personas indefensas e ignorantes de que el afamado local carecia de mecanismis basicos de emergencia ante un siniestro.. Decir que con una multa , se debe dar por terminado el homicidio negligente de 29 seres humanos, es desgarrador y vergonzante, en un pais como el nuestro
javier
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 08:43
A modo de reflexión. Si lo que se quiere es establecer penas mas duras, ¿entonces por que no ser más directos y en lugar de acudir al homicidio doloso por omisión impropia, no sería mas adecuado que por vía legislativa se modifique el código penal agravando las penas en el homicidio culposo ?. Salvo mejor parecer por supuesto.
Franklin
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 08:20
Notable y ejemplar la figura del homicidio doloso por omision impropia, se debe aplicar en todos estos casos en la q' administradores y /o gerentes hacen caso omiso a la ley, y cuando sucede una desgracia como esta de utopia , verdaderamente es una utopia, el querer salir libre de polvo y paja...basta ua y que se aplique la ley y la responsabilidad de los intocables se pague con carcel efectiva....
Wency Santana
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 07:57
siempre atinado Dr. Nakazaki, empero en el caso A. Fujimori su defensa fue lamentablemente ingenua, pues no preveyo que se encontraba ante jueces sicarios...
Carlos Caro
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 07:20
Es una sentencia sin la valentía para absolver ni la convicción para una condena ejemplar. Sobre el fondo, hay grandes dudas jurídicas sobre la aplicabilidad del homicidio doloso por omisión impropia, las mismas dudas que para algunos presenta la condena a Fujimori. Lo que no se puede hacer, en términos de coherencia jurídica, es ser poco exigente en la prueba de la omisión impropia en el caso utopía para buscar la condena, y ser muy exigente en lo mismo en el caso Fujimori para tratar de argumentar su inocencia.
Julio Cesar Cachay Del Aguila
Fecha: Miércoles, 9 de abril de 2014 a las 04:14
El primer ejemplo del constructor frente a su trabajador que no utiliza su arnés en una edificación, ensombrece profundamente la teoría del doctor Nagasaki, pues en la realidad nos podemos encontrar con un trabajador negligente, que no obstante estar puesto el arnés, no lo engancha o no sujeta a la estructura correspondiente, o nos podemos encontrar frente al un trabajador que se le pasó utilizar dicho arnés por olvido o simplemente por que le incomoda. Esto no significa que el constructor no deje de tener una sanción pero a título de multa por ejemplo. Desde el momento que el constructor paga una póliza -por que la legislación de la materia así lo exige- y el trabajador sí lo sabe, es prueba que dicho trabajador es consciente del peligro que corre el no utilizar su arnés. Resultaría una ilusión, bajo tal teoría, que el constructor esté pues en cada piso cuidando que el trabajador tenga puesto el arnés o un inspector designado para tal fin. La teoría señala que "el constructor hace...", o sea da entender que el constructor obliga -ya sea no entregando el arnés o ya sea omitiendo deliberadamente-, aspecto que considero debe recaer en la esfera del trabajador, por que es como aceptar, que yo trabajador, use mi pantalón sin correa y estoy perfectamente en conocimiento que mi pantalón en cualquier momento se puede caer. Si invertimos la cosa, en el ejemplo que da pie al presente, tendríamos un resultado más eficaz, puesto que cada trabajador tendría el imperativo de contar con su propio arnés como si fuera su propia camisa o en el caso de un conductor que si no cuenta con su brevete, simplemente está prohibido de manejar. Entonces la omisión impropia, finalmente vendría a recaer en aquellas autoridades que permiten por omisión o por acción dar licencia sin exigir o prevenir lo previsible.

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress