Sábado 13 de julio de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

Es un agravante que veterinaria prescriba receta innecesaria para mascota, lo que incrementa multa en un 50%

Es un agravante que veterinaria prescriba receta innecesaria para mascota, lo que incrementa multa en un 50%

Por Redacción Laley.pe

miércoles 15 de marzo 2023

Loading

En enero de 2022, el Indecopi multó a una veterinaria en Lima por haber prescrito medicamentos inncesarios a una mascota para tratar una supuesta insuficiencia renal que nunca tuvo. Esta decisión se resolvió a través de la Resolución Final 0163-2022/CC32.

Ante este caso particular, el Indecopi indicó que se cometió un agravante al recetar medicamentos innecesarios, pues se pudo ocasionar un perjuicio contra la vida de la mascota, lo que ameritó incrementar en un 50% la multa. Es importante mencionar que este agravante únicamente aplicó para el caso en concreto. 

(iii) Circunstancia especial agravante: El artículo 112 del Código, establece como una situación especial aquellas circunstancias de características, dependiendo de cada caso particular. En el presente caso, la Veterinaria generó un perjuicio económico en la señora Cadillo, sino que además el mal diagnóstico del denunciado, pudo ocasionar un perjuicio a la salud de la mascota de la denunciante, por lo que, en el caso particular, esta Comisión considera agregar un agravante del 50%.

81. En atención a lo señalado, Corresponde determinar la multa base en 0,35, a la cual se le aplica la agravante del 50% obteniéndose una multa final de 0,50 UIT.

Líneas más abajo, en la resolución a la que tuvo acceso Laley.pe se aclara que las reces de medicamentos y vitaminas prescritas a la mascota de la denunciante fueron innecesarias, pues no ameritaba consumir aquellos fármacos, al no padecer de insuficiencia renal, como se lo indicaron a la denunciante. 

Aquí es importante aclarar que nunca se emitió un diagnóstico que confirmara que la mascota padecía de insuficiencia renal, es decir, no se lo indicaron por escrito a la dueña. Tan solo se lo mencionaron.

La dueña del perro de raza bulldog pagó más de 1500 soles en exámenes veterinarios, pero no le dieron un diagnóstico. El establecimiento veterinario tuvo que devolverle a la denunciante todo el dinero que gastó en pruebas y medicamentos. En total, la veterinaria debió pagar 0.75 UIT de multa, tras la suma de varias infracciones. 

La dueña de la mascota presentó pruebas de conversaciones por WhatsApp, en cuyo contenido se alcanza a leer la receta médica, pero en ningún momento se le precisó la enfermedad o dolencia que padecía su mascota, es decir, únicamente se consignó la receta médico veterinaria. 

¿Qué argumentó la denunciante? 

La dueña de la mascota denunció que la veterinaria no colocó en los resultados de los exámenes el sello, la firma ni la colegiatura del profesional que los atendió. Al respecto, el Código Deontológico del Colegio Médico Veterinario del Perú establece que los veterinarios deberán basar sus prescripciones sobre base científica y en las recetas debe figurar sus credenciales necesarias.

 

Artículo 36.- No es ético para el Médico Veterinario prescribir tratamiento u otro procedimiento sin haber realizado previamente un examen directo del paciente. Sus prescripciones tendrán base científica y en las recetas debe figurar sólo su nombre, títulos profesionales, número de colegiatura, dirección y teléfono. No se consignará datos de su currículum.” (el subrayado es nuestro).

En ese sentido, la entidad declaró fundada la denuncia interpuesta contra la veterinaria.

Veterinaria realizó exámenes médicos, pero sin diagnóstico: la denunciante dijo que nunca se efectuó un diagnóstico sobre su mascota, pese a que la veterianaria le practicó varios exámenes médicos. Solo le entregaron una receta médica que decía «aliento renal» y le prescribieron «Hepatín».

¿Cómo se defendió la veterinaria?

Sin embargo, los abogados del establecimiento sostuvieron que se realizó al can los exámenes de laboratorio correspondientes que arrojaron en sus resultados una «elevación de valores de la creatinina». Con conocimiento de ese resultado, el veterinario le entregó a la dueña sus recomendaciones a través de WhatsApp.

Además, el Código Deontológico del Colegio Médico Veterinario del Perú establece que debe entregarse el diagnóstico de manera apropiada al dueño del animal, así como opciones de tratamiento.

 

Artículo 23.El Médico Veterinario debe informar al propietario del animal de manera apropiada, el diagnóstico, pronóstico y opciones de tratamiento para su animal. También debe explicarle claramente la posología y administración de los fármacos que prescriba, así como el resto de las medidas terapéuticas y finalmente la duración del tratamiento y/o de sus servicios y el costo aproximado de sus honorarios profesionales.

En su informe final de instrucción, la Secretaría Técnica de indecopi recomendó declarar fundado dicho extremo de la denuncia porque quedó corroborado que la veterinaria omitió informar en la receta o en otro documento el diagnóstico de su mascota.

Los medicamentos innecesarios 

Así como el «Hepatín», la veterinaria también le prescribió alimentos para mejorar su salud renal del animal como “Canine Mv Renal x 2 KG”, «Hills Lata K/D Original 13 Oz” y “Royal Canin Renal Dog x 2 Kg”. Todos por precios que juntos alcanzaban más de 300 soles.

La dueña de la mascota quizo buscar una segunda opción y se fue a otra veterinaria para que le hagan exámenes a su mascota. Allí se determinó que esta no tenía «alteraciones evidentes» en el sistema renal y su diagnóstico fue bueno. 

Indecopi pidió a la veterinaria denunciada que acredite pruebas de que el can sí tenía insuficiencia renal, pero esta solo dijo que su diagnóstico estuvo basado en el cuadro que presentó la mascota en el momento que acudió a su establecimiento.

 

60. Asimismo, conforme a Affinity Petcare S.A., para diagnosticar la insuficiencia renal es necesario realizar un perfil de sangre completo, incluido un perfil químico y un hemograma. También se recomienda hacer un análisis de orina, pruebas de presión arterial y, si es posible, un ultrasonido renal, ya que los perros con insuficiencia renal crónica suelen tener niveles anormales de electrolitos y presión arterial elevada, y los niveles de algunas enzimas, proteínas y sustancias como el nitrógeno ureico y la creatinina en sangre también serán altos.

Indecopi resaltó que si bien ambas pruebas se hicieron en fechas y veterinarias distintas, el denunciado no acreditó que el diagnóstico de insuficiencia renal haya sido correcto y que haya podido cambiar en poco tiempo, antes de hacerle otra prueba al animal.

Indecopi resolvió a favor de la dueña del perro: El Indecopi ordenó que la veterinaria cumpla con reponerle 1 667.80 soles a la denunciante por lo que gastó al hacerle los exámenes necesarios a su mascota, así como los intereses legales devengados. Además le impuso una multa de 0.75 UIT y el costo del proceso.

  

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS