Miercoles 17 de julio de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

No más torres de papel

No más torres de papel

Cómo los abogados pueden ser más productivos escribiendo en sus dispositivos móviles y olvidándose del lápiz y hoja.

Por Wilbert Scargglioni

lunes 18 de noviembre 2013

Loading

[Img #2166]
Los abogados que han hecho de sus smartphones o tablets una extensión de su cuerpo, empezaron a prescindir del lapicero y del papel para tomar notas bajo la atenta mirada de sus colegas, todavía usuarios del romántico bloc de hojas amarillas y de la tinta. Afirmación absolutamente despojada de prejuicio generacional e inspirada después de haber testeado satisfactoriamente algunas aplicaciones para anotaciones paperless (sin usar papel).
En reuniones de trabajo, diligencias judiciales, aulas de clases, los medios tradicionales de escritura como el trazo a mano alzada y el teclado del ordenador, se vienen sustituyendo por el touch (toque de los dedos) sobre la superficie de la pantalla que antes solamente nos servía para mostrar el contenido de nuestros documentos. El trabajo legal eficiente no dependerá más de coleccionar pedazos de papel dentro de la agenda o en nuestros cajones, ni de empapelar escritorios con notitas autoadhesivas o pizarras acrílicas en nuestros despachos gracias a que ya se puede llevar todo eso digitalmente con apps muy entretenidas y de alta resolución.
La interfaz táctil apareció en 1971, proponiendo eliminar el teclado físico con los recordados monitores de pantallas resistivas (pues funcionaban con presión para interrumpir el flujo eléctrico) de cajeros automáticos, pantallas interactivas de museos y centros comerciales, agendas electrónicas, etc.; que en su tiempo operaron exitosamente aunque con baja resolución monocromática e interactividad limitada.
Esa tecnología ha mejorado sustancialmente con la aparición de la pantalla capacitiva que aprovecha la capacidad electrónica –de donde deriva su nombre– de conducción eléctrica que tiene la mano humana para reducir la carga del campo electrostático de la capa de cristal de la pantalla, o usando un puntero especial de goma que hace las veces del lapicero (stylus).
Las herramientas que corren en estas pantallas nos permiten –rápido y en todo lugar– escribir en nuestros dispositivos móviles con el teclado virtual o con el estilete, hacer anotaciones y resaltados en textos, hacer bocetos explicativos y diagramas de precisión a todo color, navegar y –para ahorrar espacio en nuestro dispositivo– almacenar en la nube.
Las aplicaciones examinadas (iAnnotate, Penultimate, Noteshelf, BambooPaper, Good Notes, Paperby 53, Infi note Pinboard) ofrecen prestaciones idóneas que seguramente van a satisfacer las necesidades de todo letrado que ha incorporado su dispositivo electrónico móvil al trabajo diario y que busca incrementar su productividad profesional.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS