Lunes 04 de marzo de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

Cecilia Blume: “Venimos de una historia de expropiaciones, de una historia en donde el derecho a la propiedad era limitado”

Cecilia Blume: “Venimos de una historia de expropiaciones, de una historia en donde el derecho a la propiedad era limitado”

“En Coyuntura” presenta en esta ocasión la entrevista realizada por el Dr. Azabache a la especialista en Políticas Públicas, Cecilia Blume, sobre el futuro de las concesiones de gas.

Por Redacción Laley.pe

martes 2 de noviembre 2021

Loading

[Img #31417]

Nos encontramos en un contexto en donde se ha recurrido a construcciones del tipo estatización, nacionalización, poniéndolas como alternativas y, en tanto, han comenzado a circular intentos de interpretación y de limitación de ambas construcciones.

La abogada Cecilia Blume nos habla sobre el futuro de las concesiones de gas en un marco jurídico que contempla como un principio fundamental el derecho de propiedad.

Lea también: ¿Puede el Gobierno expropiar al Consorcio Camisea sin transgredir la Constitución?

¿De dónde venimos?

Cecilia Blume señala que es importante pensar de dónde venimos y el Perú viene de una historia de expropiaciones, de una historia donde el derecho a la propiedad era limitado y este derecho de propiedad estaba limitado justamente por lo que se llamaba el interés social. Un interés social que podía ser casi cualquier cosa.

Un modelo de desarrollo en donde el Estado se encarga de todo no es bueno ni malo per se. Lo que sucede es que en el Perú ocurrió que como nada era de nadie, nadie cuidaba las cosas y cuando nadie cuida las cosas, estas se deterioran y se usan para fines políticos los bienes del Estado.

Así tenías que las empresas públicas estaban tomadas por los partidarios del poder político de ese momento que no tenían la menor idea sobre la actividad que gestionaban. En este sentido, el país se decide por otro modelo económico.

El derecho de propiedad

El país votó a favor de una nueva Constitución que ahora es la actual Constitución Política del Perú del año 1993. Se implementó así un nuevo modelo económico basado, entre otros en la inviolabilidad del derecho a propiedad.

Blume explica que esto último consiste en que cuando una persona es propietaria de algo, nadie le puede quitar esto y el Estado solo puede realizar una expropiación por causa de seguridad nacional o en caso de necesidad pública. La necesidad pública es la necesidad de todos, no la de unos cuantos y está muy tipificada en la ley.

Esta nueva Constitución basa el crecimiento del país en la actividad privada y es a partir del 93 que se comienzan a privatizar muchas empresas. En esta Constitución los peruanos votaron para que el Estado no fuera empresario, sino que tan solo interviniera en la economía en los espacios donde no interviene el privado.

La preocupación de Cecilia Blume radica en que el modelo de izquierda es un modelo donde la propiedad es colectiva y no es propiedad privada y aparentemente el presidente y el partido de gobierno estaría más de acuerdo con la propiedad colectiva, con la propiedad de nadie, con la propiedad estatal que con la propiedad privada que está contenida en la Constitución del 93.

Lea también: Cecilia Blume: «El yacimiento siempre ha sido del Perú, nunca se le ha quitado la propiedad del yacimiento, lo que se le da al concesionario es su explotación»

La concesión de Camisea

 

En el Perú nunca se ha producido una expropiación de concesión porque las concesiones en el Perú son relativamente recientes, datan de los años 2000 aproximadamente. Blume señala que lo que ha existido en el Perú es la reversión del derecho de concesionario.

Lo que imagina la abogada que se quiere hacer cuando hablan des estatizar o nacionalizar es tomar la empresa y que esta la comience a operar alguien del Estado peruano. Lo que no se puede hacer es dejar de operar la concesión porque si se deja de operar la concesión el 40% del Perú en general se quedaría sin electricidad.

Cecilia Blume considera que lo que quieren los peruanos no es el gas en sí, sino pagar menos de energía. La discusión sobre llevar el gas a todos los peruanos es absurda, porque el objetivo debería radicar en llevarle energía barata a todo aquel que no pueda pagar y el resto de energía debe tener su valor normal.

La nacionalización o estatización no es buena o mala per se. Es buena o mala por las consecuencias que le trae al Perú. El servicio que dan las concesiones de gas debe seguir funcionando, lo que debemos entender es que en el Perú son los privados los que hacen las cosas y los servicios públicos deben ser ininterrumpidos.

Las empresas estatales deben tener los controles necesarios, el personal necesario para funcionar bien desarrollando actividades tan importantes como el tema energético. Y en el Perú se ha demostrado que dada la corrupción, para la abogada Blume lo mejor es darle la responsabilidad al privado.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS