Domingo 14 de abril de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

Luis Castillo Córdova: “La Constitución Política no es la causa ni la solución de nuestros problemas”

Luis Castillo Córdova: “La Constitución Política no es la causa ni la solución de nuestros problemas”

En esta edición de “En Coyuntura”, César Azabache entrevista a Luis Castillo Córdova, reconocido constitucionalista, sobre sus apreciaciones en torno a las circunstancias que rodean la creación y aplicación de la Constitución Política del Perú de 1993. Vea la entrevista completa en la presente nota.

Por Redacción Laley.pe

miércoles 23 de febrero 2022

Loading

[Img #32651]

En la presente entrevista, el reconocido constitucionalista Luis Castillo Córdova comenta acerca de cómo debe ser entendida la Constitución Política, y sobre si la idoneidad de la misma debe partir del contexto de su gestación o de la utilidad de sus contenidos.

Asimismo, detalla cómo existe actualmente una discusión mal enfocada sobre el cambio de la Constitución, al ser aprovechada por los grupos de la clase política como un ‘’instrumento de agresión’’ para defender sus propios intereses de permanencia en el poder.

Al servicio de la comunidad

Castillo Córdova refiere que la Constitución debe ser entendida desde su propia naturaleza, y no desde la coyuntura, ya que esta siempre es pasajera. En ese sentido, la contempla como un instrumento jurídico-político con el que cuenta la comunidad política para servir a la comunidad y conseguir la plena realización de la persona.

Dicha utilidad es expresada (i) a través del reconocimiento de las exigencias de justicia material, y (ii) a través de la adecuada organización de los poderes públicos.

En ese sentido, el reconocido constitucionalista considera que la Constitución Política de 1993, si bien es perfeccionable, sí cumple en sus contenidos con lo anteriormente descrito: (i) reconoce la dignidad y los derechos de los ciudadanos, y (ii) regula los poderes públicos al servicio de aquellos.

Sin embargo, señala también que dichos contenidos no han sido interpretados honestamente ni aplicados a cabalidad por los poderes públicos del Estado.

Lea también: Pedro Castillo: Consecuencias penales de declaraciones falsas en una investigación

Idoneidad de la Constitución Política

Castillo Córdova considera que la idoneidad de la Constitución puede medirse (i) por sus contenidos y cómo contribuyen a los propósitos de los diferentes gobiernos que la empleen; y (ii) por su legitimidad acorde al contexto en el que se gestó. Así, refiere que ilegitimidad en la gestación de una Constitución puede no tener impacto si, finalmente, sus contenidos son idóneos.

Con respecto a la Constitución Política de 1993, señala que, debido a que su origen partió de un golpe de Estado, falló un elemento social en la convivencia política. No obstante, considera que el impacto ocasionado, tanto moral político, fue diluyéndose con el tiempo; y de manera indirectamente proporcional, la idoneidad de los contenidos de la Constitución ha ido en aumento.

Por otro lado, refiere que la discusión centrada en el origen ilegítimo de la Constitución, el cual es usado políticamente, no permite la generación de un consenso en la comunidad política, y desvía la atención de lo verdaderamente importante: cómo mejorar sus contenidos actuales.

Lea también: Pedro Castillo: Hay 8 denuncias constitucionales contra el presidente

‘’Instrumento de agresión’’

Castillo Córdova refiere que la Constitución Política de 1993 contempla un sistema político y una justicia constitucional mixta, en que la están presentes elementos de los sistemas presidencialistas y parlamentaristas.

Ante ese estado de cosas, las instituciones de ambos sistemas no han logrado ubicar un punto de encuentro que les permita convivir en la práctica política.

Asimismo, es necesario enfatizar que la clase política de las últimas décadas no ha sido la más óptima, y ha empleado, en su provecho, las ‘’rendijas’’ presentes en los contenidos constitucionales, surgidas del sistema mixto que contempla la carta magna.

En ese sentido, si bien los contenidos de la Constitución son perfeccionables, es menester que el objetivo recaiga sobre aquellos como tales, y esta no siga siendo empleada como un ‘’instrumento de agresión’’ entre grupos políticos, ni que las reformas constitucionales sean vistas como ‘’mecanismos de defensa’’. 

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS