Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Domingo, 7 de junio de 2015 | Leída 1650 veces
CLAVES PARA TENER UN ESTUDIO ATRACTIVO EN LA WEB

Que tu despacho no pase desapercibido en Google

Enviar por email

Tener presencia en Internet es fundamental. Sobre todo si hablamos de ofrecer servicios o productos. Cualquier negocio, incluidos los despachos de asesoría legal, pueden beneficiarse de esto. Ser encontrado a través de Google significa también mejorar nuestras ventas.

[Img #8070]

 

*Por: Alejandro Barreto

Si lo ponemos en el contexto nacional, en el Perú, solo en marzo, se realizaron más de 25 mil búsquedas relacionadas al término “abogados”, según detalla el Planicador de Palabras de Google. Aquel mes superó el promedio del primer trimestre del año, el cual fue de 22.849.

 

No estar en la llamada “red de redes” signica dejar de ser relevantes para un público cada vez más interconectado y dejar desatendida una fuerte demanda. Por esta razón debemos darle una mirada al motor de búsqueda de Google, el servicio rey de la compañía que dos estudiantes de Stanford, Larry Page y Serguéi Brin, crearon en 1996, y que en este punto se ha posicionado como el sitio web más visitado en el mundo.

 

¿Pero cómo podemos aprovechar a Google? Esto se hace a través de las buenas prácticas de SEO (Search Engine Optimización o, por su traducción al español, Optimización para Motores de Búsquedas). Si bien existen personas especializadas en el desarrollo de estas estrategias, es importante tener conocimiento sobre su funcionamiento.

 

Cuando hablamos de SEO, nos referimos a todas las acciones realizadas para incrementar la visibilidad de nuestros contenidos de manera natural. En otras palabras, aparecer entre los primeros para evitar ser arrastrados al fondo del mar de información.

 

De acuerdo al último estudio de la consultora digital, Proto Fuse, el primer resultado de una búsqueda a través de Google se lleva el 32.5% de los clics, el segundo 17.6% y el tercero 11.4%. Es más, son muy pocos los que pasan a la segunda página, solo el 10% del total.

 

¿Cómo somos primeros?

 

Este trabajo puede ser muy complejo ya que comprende no solo la parte informativa, existe un gran número de requisitos técnicos que deben ser cumplidos de forma que el buscador brinde mayor relevancia al sitio.

 

Es importante tener en cuenta algunas consideraciones que ayudarán a comprender mejor el proceso, de modo que se pueda tener una perspectiva más adecuada.

 

No es rápido: El SEO no brinda resultados de la noche a la mañana. Es en realidad un trabajo que recién puede lograr el éxito tras varios meses desde su inicio. Debemos ser utilitarios, si nos especializamos en divorcios, deberíamos tener artículos sobre este tema en particular. Consejos, recomendaciones, casos, todo esto ayuda a tener contenido actualizado y especializado. Así podemos atraer a potenciales clientes interesados en este tema a nuestra web, logrando como consecuencia que se contraten nuestros servicios.

 

Vas a fallar: Trabajar con SEO no es sumamente complejo, sin embargo, quienes empiezan a conocer este mundo pueden desanimarse debido a que no se logran los resultados esperados al inicio. Pero tranquilo, la falla es parte del éxito. A medida que uno se familiarice con el lenguaje y los términos digitales, se irá mejorando progresivamente.

 

Felizmente existen buenas prácticas que ayudarán a ser vistos con mejores ojos por Google. No obstante, hay que estar atentos a las actualizaciones, ya que el algoritmo se encuentra siempre en constante cambio y lo que funcionaba ayer, ya no lo hace hoy.

 

¿Y cuáles son estas buenas prácticas?

 

Son alrededor de 200 factores que Google utiliza para decidir la clasificación de un sitio web, está la parte técnica que contempla factores como la rapidez de carga, un mapa detallado de su estructura, unas URL amigables, que se adapte a dispositivos móviles (responsive), entre otras. Muchas de ellas son tareas del programador, sin embargo, también se puede optimizar con sencillos pasos y sin conocimiento informático. Estas son algunas:

 

1. Haz tu investigación de palabras claves Las palabras claves son fundamentales para una buena estrategia de SEO. Muchas veces se comete el error de utilizar algunas que, se considera, son las adecuadas. Sin embargo, se debe realizar una investigación seria y profunda, ya que esto es la base para escalar bien de forma natural en Google.

 

Una de las herramientas más populares las ofrece el propio gigante informático, es el Planificador de Palabras Claves (https://adwords.google.com.pe/KeywordPlanner). Si bien tiene como objetivo principal dar ideas para comprar palabras y así ayudar a la visibilidad en su buscador, también sirve para realizar una investigación de los términos que nos servirán para escalar.

 

Lo importante es identificar cómo nos están buscando, una vez determinado esto se pasa a una segunda etapa, la cual contempla la generación de artículos.

 

2. Las referencias son poderosas Los enlaces son importantísimos. Cada sitio web tiene una autoridad, esto se mide a través de diferentes variables, entre ellas, antigüedad del sitio, visitas diarias y más. Para ganar relevancia en Google, no debemos dejar de lado los enlaces externos.

 

Si sitios de alta autoridad como El Pais.com nos enlazan, le están diciendo al buscador que somos de confianza. Ayuda cualquier enlace que provenga de una web de prestigio, sobre todo si está relacionada a la temática que tratamos. No tiene sentido que una página de aviación recomiende a una de arte. Todo debe estar en contexto. Hay que cuidarnos también de las malas referencias como enlaces desde sitios pornográficos o que promueven la piratería. En estos casos se puede pedir al dueño del sitio que los elimine, pero si no es posible, lo ideal es apoyarnos de una persona especializada que utilice la herramienta Webmaster Tools y se encargue del proceso.

 

El mundo del SEO es muy emocionante, puede ayudarnos a ser relevantes en Internet. Si tenemos algo importante para decir, de forma frecuente y con alta dosis de calidad, debemos aplicar una estrategia adecuada para ganar visitas.

 

En países como Estados Unidos ya se puede ver cómo los despachos de abogados están tomando seriamente el tema. El caso más llamativo es el del especialista en SEO Mike Ramsey, quien fundó la empresa Nifty Law especícamente para ayudar a este sector, logrando que rmas como Suhre & Associates, Naqvi law y Big Veredict se hayan visto altamente beneficiadas.

 

En un mundo digital, no se puede pensar solo en medios tradicionales para llegar a nuestro público, es tiempo de dar los pasos con los que lograremos el deseado posicionamiento.

 

Crea contenidos “nutritivos”

 

Una buena comida, necesita de buenos ingredientes. Nuestros insumos son aquellas palabras que encontramos en una primera etapa. Tenemos un listado de varias, entre ellas están las principales y las secundarias.

 

Por ejemplo, si determinamos que en cierto contexto que “ley pulpín” es muy buscada en Google (en diciembre fue de 60.500 y en enero 90.500), incluso más que “ley jóvenes” o “ley juvenil” sería recomendable incluirlo en un texto. Pero ojo, no se trata de ponerlas en todo el artículo y creer que así nos beneficiaremos. En algún momento funcionó, pero con las actualizaciones del algoritmo de Google, esta es una práctica que se encuentra penalizada.

 

La llamada “sobreoptimización” es perjudicial y, en lugar de llevarnos arriba, nos puede hundir en el fondo de Internet. Lo ideal es crear contenidos de calidad y naturales, es decir, que no estén pensados en ser agradables para Google, sino para los lectores, para humanos. Es importantísimo colocar nuestra palabra clave en el titular, de preferencia uno que no pase los 65 caracteres. De otro lado, el cuerpo del texto también debe estar nutrido con los términos encontrados, sin uso exagerado de estos.

 

Debemos pensar también en pequeñas redes. Cada palabra tiene otras relacionadas. Google se da cuenta de esto. Es así que si hablamos de justicia, estaremos en el mismo contexto de “ley”, “juicio”, “judiciales”, “casos judiciales”, entre otros. La idea es tener diferentes recursos al momento de redactar para nutrir nuestro texto. Una estrategia bien planteada brindará excelentes resultados, tal es el caso de Breahm Law, estudio que gracias a la asesoría de la consultora Zealous Inuence, logró optimizar sus ventas y recuperar su inversión a partir del cuarto mes.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress