Domingo 23 de junio de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

Carta notarial enviada por gerente con «afirmaciones denigrantes» no configura competencia desleal

Carta notarial enviada por gerente con «afirmaciones denigrantes» no configura competencia desleal

Una carta notarial provocó todo un pleito entre gerentes: ¿Cuándo los gerentes actúan a título personal o en representación de la empresa al enviar una carta notarial?¿Una carta notarial podría configurar actos de competencia desleal?

Por Redacción Laley.pe

lunes 6 de noviembre 2023

Loading

Loading

Los gerentes de una empresa fueron denunciados ante el Indecopi por presunta competencia desleal, luego de que enviaran una carta notarial con la afirmación: El laudo (…) es sin lugar a dudas un laudo fraudulento. El caso fue resuelto mediante la Resolución 0018-2023/SDC-Indecopi.

Esta expresión era falsa y denigrante, de acuerdo a los gerentes de la empresa aludida con la carta notarial, pues el laudo tenía valor de cosa juzgada y no había sido declarado fraudulento por ninguna sentencia.

Los abogados de la compañía aludida indicaron que la expresión: El laudo (…) es sin lugar a dudas un laudo fraudulento configuraba un acto de denigración y sindicaba a sus gerentes de haber cometido el delito de fraude en la administración de la persona jurídica.

En la resolución a la que tuvo acceso Laley.pe, el Indecopi rechazó estos argumentos, pues se trataba de una denuncia contra personas naturales (gerentes) que no ejercen actividad económica de manera directa en el mercado: no son agentes económicos.

Aunque en la carta notarial la hayan suscrito los gerentes, indicando sus cargos, no constituye un acto de representación expreso, se resolvió en primera instancia del Indecopi. Es decir, no es posible determinar que la comunicación haya sido remitida a nombre de la empresa.

Primera instancia: Indecopi

(iv) Si bien en la comunicación, las denunciadas mencionan su cargo o la relación que mantienen con Costesac, no se advierte que corresponda a un acto de representación expreso, de modo tal que determine que la referida comunicación haya sido remitida a nombre o bajo encargo de dicha empresa.

(v) De la revisión de los medios probatorios que obran en el expediente, este Colegiado no advierte elemento probatorio alguno que permita evidenciar una actividad concurrencial de las denunciadas o de que la carta en cuestión haya sido remitida en representación de alguna persona jurídica.

Resolución 0018-2023/SDC-Indecopi

En otras palabras, la carta notarial y su contenido no producen ningún efecto en el mercado, ni mucho menos genera un beneficio competitivo. Por eso no habría razón para examinarla en el marco de la Ley de la Represión de la Competencia Desleal,Decreto Legislativo 1044, sostuvo el equipo legal de los gerentes denunciados. Y les dieron la razón: declararon improcedente la denuncia.

Segunda instancia: Indecopi

Las resolución de primera instancia fue apelada. Los gerentes que suscribieron la carta notarial son empresarios, concurren en el mercado como agentes económicos porque cuentan con RUC (Registro Único de Contribuyentes) activo e inscrito en la Sunat.

Además, ellos invierten su patrimonio para participar en el capital social de diversas empresas y son accionistas en la empresa, por eso fueron denunciados, sí configura competencia desleal, insistieron en su apelación.

No solo eso, nuestra empresa es competidora de la empresa de los denunciados. Si un gerente, accionista o director denigra a un competidor, favorece a su empresa de forma directa o indirecta. En esa línea, la carta notarial enviada sí afecta o puede afectar el proceso competitivo, al es contraria a la buena fe empresarial, retrucaron.

La carta notarial: ¿acto de competencia desleal indirecta?

Es un acto de competencia desleal indirecto, precisaron en la apelación. A su turno, los gerentes que firmaron la carta notarial aclararon que contar con RUC no los convierte en agentes económicos, pues el número de RUC no está vinculado al giro de la empresa. Todos estos argumentos volvieron a ser analizados por el Indecopi:

  1. Invertir en acciones societarias no te convierte en un agente económico y ostentar un cargo gerencial, tampoco. Quien ejerce la actividad económica es la persona jurídica o empresa, no los miembros que la integran.
  2. El RUC no determina que son agentes económicos, solo demuestra que son contribuyentes. Al revisar la web de la Sunat, los vocales del Indecopi indicaron que se encontraban registrados como «personas naturales sin negocio».
  3. Los gerentes denunciados no realizan actividad económica a título personal pese a contar con RUC, por ende, no califican como agentes económicos.
  4. La carta notarial fue dirigida por los gerentes cuestionados a la empresa y a titulo personal. Incluso, en la carta cuestionaron la actuación de los representantes de la empresa a la que pertenecen, de haberles encargado (su empresa) que emitan la carta notarial, no habrían tenido la libertad de cuestionarla.

Finalmente, el Indecopi resolvió que no existía evidencia para asegurar que los gerentes representaron a su empresa para analizar un posible caso de competencia desleal. Tampoco se advirtió que los gerentes ofrecieron bienes y servicios a título personal, por lo que no pueden ser agentes económicos a quienes se les pueda aplicar la Ley de Represión de la Competencia Desleal, Decreto Legislativo 1044.

La resolución de primera instancia fue confirmada. Indecopi declaró improcedente la denuncia administrativa contra los gerentes.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS