Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Walter Gutierrez C.
Jueves, 22 de enero de 2015 | Leída 4708 veces
VEAMOS QUÉ DICE EL ARTÍCULO 38 DE LA CARTA MAGNA

Caso Omonte: ¿"Error" o violación de la Constitución?

Enviar por email

No es cierto que la ministra de la Mujer haya cometido un “error”, como ella afirma, o una simple falta como sostienen sus defensores. Lisa y llanamente ha violado la Constitución y la ley. Solo puede afirmarse lo contrario con una interpretación minimalista del art. 38 de la Constitución, el cual establece que todos estamos obligados a cumplir la Carta y el ordenamiento jurídico.

[Img #6531]

 

La Constitución no es un simple catálogo de buenas intenciones o principios programáticos que algún día se alcanzarán, sino una norma jurídica con carácter vinculante, lo mismo que los dispositivos que descienden de ella, más aún si regulan derechos fundamentales como el de la seguridad social. Desde luego, este carácter vinculante lo es para el hombre común, pero con mayor firmeza lo es para un alto funcionario público.

 

De ahí que no haber inscrito en el seguro social, no pagar la CTS y las vacaciones truncas de su empleada del hogar son hechos gravísimos porque se trata de un inexcusable desprecio del respeto a la ley, y más viniendo de quien dirige el Ministerio de la Mujer. Es trágicamente paradójico que quien es la responsable de proteger a sectores vulnerables, precisamente como las trabajadoras del hogar, desconozca la ley, o peor aún conociéndola la transgreda. En cualquier caso su conducta y permanencia en el gabinete es indefendible tanto política como jurídicamente.

 

Pero lo que hace aún más preocupante la situación es que el Presidente no se haya inmutado; en cualquier gobierno auténticamente democrático y realmente comprometido con el respeto de la Constitución y la ley, un ministro así no hubiese durado un minuto. La permanencia de la ministra Omonte en el gabinete no solo revela una inaceptable tolerancia del gobierno a que se trasgreda a la Constitución y el ordenamiento legal, también refleja respecto de la ciudadanía una preocupante incapacidad de indignarnos frente a estos hechos.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Lesfec
Fecha: Viernes, 23 de enero de 2015 a las 06:44
Esto es la parte mala de America Latina mientras que el "poder" prime sobre "El derecho y las obligaciones" nunca tendremos algo "correcto" la existencia del "padrinazgo" lo unico que alimenta es el poder y el crecimiento de los amarres y confabulaciones inpediran un orden y el en-forzamiento para cumplir la Ley. La delincuencia del poder crece y la coima se vuelve el ejercicio de una nueva profesión en la Universidad del Compadrazgo - Padrinazgo.
Kokluismori
Fecha: Jueves, 22 de enero de 2015 a las 23:16
En efecto mi distinguido colega, la ley no es un mero catalogo, por el contrario es un instrumento propio que da vida a las obligaciones y deberes aquel que permite que un sistema organizacional prevalezca como tal, es decir con un orden definido claramente en el ámbito jurisdiccional como en el de la realidad nacional, allí es donde se concentran insumos incuestionables de lo ético y moral... máxime si el cuestionado es un representante y/o autoridad del gobierno nacional, pero que digo es más que eso aún es la persona que dirige dicho ámbito espacial dirigido a cautelar tales fueros...
Guilford Alva Sotomayor
Fecha: Jueves, 22 de enero de 2015 a las 20:55
Completamente de acuerdo, que fácil resulta pisotear nuestra norma rectora y exponer un falso discurso, aprovecharse de la necesidad de los que menos tienen y permanecer encubierta por los que ostentan el mismo status.
Raul
Fecha: Jueves, 22 de enero de 2015 a las 17:25
Es cierto, la Sra. Omonte en su calidad de Congresista y sobre todo Ministra de la Mujer no ha cometido un error o una falta simple, sino una falta muy grave, cual es la violación de la Constitución y la Ley, por cosas menores a ella el Parlamento ha pedido la cabeza de muchos Ministros y funcionarios. Además, éticamente Omonte ha quedado mal con un sector al que juró defender, no le queda otra que dar un paso al costado.

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress