Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Daniel Linares Avilez
Jueves, 3 de mayo de 2018 | Leída 361 veces
A propósito del desalojo de las instalaciones que ocupaba en el cuarto piso del Palacio de Justicia

Tribulaciones y lamentos del CAL, ¿será su ocaso también?

Enviar por email

El autor considera que no se actuó de la mejor forma ante la orden judicial de desalojo al CAL de la sede que ocupaba en el cuarto piso del Palacio de Justicia. Asimismo, espera que la actual junta directiva tenga la sabiduría para devolver a esta institución al lugar que le corresponde dentro de nuestra sociedad

[Img #18989]

 

Recuerde el alma dormida avive el seso e despierte contemplando cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte tan callando, cuán presto se va el placer; cómo, después de acordado, da dolor; cómo, a nuestro parecer, cualquiera tiempo pasado fue mejor.

 

Jorge Manrique “Coplas a la Muerte de su Padre"

 

El 24 de abril de 2018 se realizó la desocupación forzada del Colegio de Abogados de Lima -CAL- con intervención de la fuerza pública de las instalaciones que ocupaba en el Palacio de Justicia de Lima, esto debido a una orden emitida en un proceso de reivindicación iniciado por el Poder Judicial[1]; la incapacidad del CAL para dar solución a esta controversia y prevenir el escándalo público, marca un punto de quiebre que nos lleva a reflexionar sobre  el rol actual que cumple en nuestra sociedad.

 

El CAL fue fundado por Real Cédula de 31 de julio de 1804[2], y según un estudio realizado por el portal web La Ley[3] en el año 2014, es el colegio de abogados que más agremiados tiene, en total 61,992, de los que en la fecha que se hizo el estudio, 42,000 se encontraban activos, dentro de un universo de más de 120,000 abogados que hay en el Perú, en consecuencia esta Institución debería ser un referente importante en el país en lo que a materia jurídica se refiere, y representar los estándares más altos de los valores que espera nuestra sociedad de un abogado.

 

Según sus estatutos, son principios y fines del CAL: (i) promover el ejercicio profesional con eficiencia y responsabilidad social, (ii) defender la dignidad del abogado, (iii) difundir el buen ejercicio del derecho de defensa, y, (iv) desarrollar una educación jurídica permanente, entre otros; además en su Código de Ética[4] dispone que el abogado debe respeto a la autoridad en todas sus actuaciones, y debe esforzarse por ser un ejemplo profesional para las abogados del futuro.

 

El CAL debería ser un referente de opinión respetable de temas jurídicos de trascendencia nacional, un  lugar de encuentro para compartir conocimiento, un ente de fiscalización que luche contra  la mala práctica de la profesión, su directiva debería estar constituida por abogados notables que hagan honor a sus fines, debería ser prestigioso ser decano del CAL, como alguna vez lo fue.

 

En tiempos actuales, hemos tenido grandes debates de temas jurídicos como el feminicidio, la prisión preventiva, el indulto presidencial,  la renuncia del presidente, el retorno a la bicameralidad en el congreso, entre otros muchos, y el CAL no ha participado, no ha enriquecido la discusión, no tiene el protagonismo que se espera, lo perdió hace tiempo, sus aportes se han vuelto irrelevantes.

 

En forma contradictoria al rol que les toca ejercer, la directiva del CAL en la diligencia de desalojo  del 24 de abril, dio un mal ejemplo de la forma como debe comportarse un abogado frente a una orden judicial y a la autoridad. Los abogados arremetieron contra la policía, cuya función era brindar seguridad, utilizaron la fuerza y levantaron de manera desaforada la voz, lanzando improperios y amenazas, más de uno debió ser detenido. Actuar con firmeza, no es lo mismo que hacerlo violentamente, y argüir razones no es igual que amenazar.

 

La prensa hizo muchas preguntas, pero de las respuestas lamentablemente no quedó claro el derecho que invoca el CAL para quedarse en el área que tenían en Palacio de Justicia. Peor aún, cuando la decana del CAL responde a las interrogantes de la periodista Milagros Leiva[5], sustenta su posición en un documento suscrito entre el Dr. Paz de la Barra, ex decano del CAL y el Sr. Dellepiane, ex secretario ejecutivo del Poder Judicial. Inicialmente invoca propiedad[6], luego se corrige y dice que es posesión. En algún momento indica que el Palacio de Justicia no está bajo el dominio del Poder Judicial sino de la Superintendencia de Bienes Nacionales[7]. Seguidamente, refiere que el área desalojada no la necesita el Poder Judicial, y que tiene información de que en la misma se va hacer un vivero[8], dejando confundido al auditorio.

 

El vocablo “Abogado”,deriva del latín advocatus y su significado es: “aquel que advoca, defiende, intercede, habla en favor de alguien”[9]; en tal sentido, se espera que el abogado sepa argumentar y convencer, y para hacerlo debe tener conocimiento y talento, además de ser respetuoso del Estado de Derecho y del  Orden Legal. En este caso, la directiva del CAL no tuvo argumentos convincentes, ni fue respetuosa del cumplimiento de un mandato judicial que debían acatar así no estuviesen  de acuerdo con el mismo.

 

Queda para el análisis el cuestionamiento del CAL respecto de la competencia del Poder Judicial para conocer una demanda del propio Poder Judicial; preocupante es además la afirmación que en este proceso, que al común de los litigantes puede tomarle fácilmente más de cinco (5) años, el Poder Judicial haya logrado el lanzamiento vía medida cautelar en un plazo récord, lo que constituye  el sueño de todo demandante.

 

Esperemos que este haya sido solo un tropiezo de la actual directiva del CAL, y que tengan la sabiduría para devolver a esta Institución al lugar que le corresponde dentro de nuestra sociedad.

 

 

(*) Daniel Linarez Avilez es socio principal del estudio Linares Abogados.

 


[1]   REDACCIÓN EC. “Palacio de Justicia: así se desarrolla el desalojo del CAL [Fotos]”. Sucesos. El Comercio. 24 de abril de 2018. Consulta: 27 de abril de 2018. En: https://elcomercio.pe/lima/sucesos/palacio-justicia-desarrolla-desalojo-cal-fotos-noticia-514577?foto=1

[2]   COLEGIO DE ABOGADOS DE LIMA. “Historia y antecedentes”. Historia. Colegio de Abogados de Lima. S/f. Consulta: 27 de abril de 2018. En: http://www.cal.org.pe/fx_historia.html

[3]   LALEY.PE. “Los abogados en el Perú”. Informes. LaLey.pe. 01 de abril de 2014. Consulta: 27 de abril de 2018. En: http://laley.pe/not/1215/los-abogados-en-el-peru/

[4]    CODIGO ETICA:

    Artículo 4º.- Respeto del Estado de Derecho El abogado es parte esencial de la defensa del orden democrático a través de su participación en el sistema jurídico del país. Por ello, debe respetar la función de la autoridad y ejercer el Derecho, cualquiera fuere el ámbito en que se desempeñe, con sujeción a los principios de lealtad, probidad, veracidad, honradez y buena fe. El análisis crítico de las decisiones de la autoridad es un medio válido para defender los intereses del cliente y el Estado de Derecho.

  Artículo 54°.- Respeto a la Autoridad El abogado debe respeto a la Autoridad en todas sus actuaciones, conforme a lo establecido en la Ley Orgánica del Poder Judicial, Ley Orgánica del Ministerio Público y leyes complementarias, así como leyes orgánicas de organismos públicos que cuentan con tribunales o salas especiales nacionales.

   Artículo 76°.- Ejemplo profesional El abogado debe esforzarse por ser un ejemplo de idoneidad ética para sus colegas, en especial para los futuros profesionales del Derecho.

[5]          LEIVA, Milagro. “¡Abogados se atrincheran en Palacio de Justicia! Y Milagros Leiva los cuadra por no acatar órdenes”. Entrevista a María Elena Portocarrero. 24 de abril de 2018. Consulta: 27 de abril de 2018. En: https://www.youtube.com/watch?v=wK2uK9-PAL8

[6]   “Dra. María Elena Portocarrero: Lo que sucede es que el Poder, El Estado cede históricamente las instalaciones al Colegio de Abogados de Lima, en el año de 1996, el Dr. José Dellepiane, secretario ejecutivo de la comisión ejecutiva del Poder Judicial, firma una acta con el Dr. Vladimir Paz de la Barra, decano de aquella época, en donde donde ellos suscriben y reconocen la propiedad por parte del Colegio de Abogados de Lima (...)” [Extracto de entrevista realizada por Milagros Leiva el 24 de abril de 2018].

[7]   “Dra. María Elena Portocarrero: No, es que acá hay un tema, el Poder Judicial no es dueño de la edificación,

Milagros Leiva: ¿Quién es dueño?

Dra. María Elena Portocarrero: no es dueño.

Milagros Leiva: ¿Quién es el dueño?

Dra. María Elena Portocarrero: El Estado Peruano...

Milagros Leiva: ¡Ya! pero el Estado peruano...

Dra. María Elena Portocarrero: El Estado Peruano que no es el Poder Judicial, el Estado Peruano le cede en uso tanto al Poder Judicial simultáneamente al Colegio de Abogados, históricamente…

Milagros Leiva: Un segundito, ¿pero quién es el operador de la justicia en nuestro país?

Dra. María Elena Portocarrero: Bienes nacionales, bienes nacionales…” [Extracto de entrevista realizada por Milagros Leiva el 24 de abril de 2018].

[8]   “Dra. María Elena Portocarrero: Lo que yo veo es que se está construyendo un vivero.

Milagros Leiva: ¿Por un vivero los están desalojando?

Dra. María Elena Portocarrero: Yo veo que se está construyendo un vivero, de otro lado…

Milagros Leiva: (Risas) Eso es broma, ¿es una broma doctora?

Dra. María Elena Portocarrero: ¡Pero por supuesto que no! Usted puede ver en Somos de El Comercio que no recuerdo la fecha en este momento que hay todo un reportaje, y el Sr. Duberlí señala que hay unas instalaciones que están en el cuarto piso y que son un vivero.

Milagros Leiva: Dra. Portocarrero, yo he ido al Palacio de Justicia y en el último piso, incluso, he hecho una entrevista ahí al Dr. Duberlí Rodríguez. Hay una especie que han recuperado en la zona donde estaban todos los cuerpos del delito, ¿se acuerda? Donde estaba todo amontonado: habían cosas alucinantes, ¡ya! Eso el Dr. Duberlí Rodríguez lo ha recuperado y ahora de verdad es un maravilloso casi parque aéreo, ¿no?, pero eso…

Dra. María Elena Portocarrero: Me informan, yo oficialmente, pues no lo sé, me informan que se pretende hacer un museo. (...)” [Extracto de entrevista realizada por Milagros Leiva el 24 de abril de 2018].

[9]   TERRAGNI, Marco Antonio. “Advocatus, Lawyer, Rechtsanwalt”. Libros y Artículos. Marco Antonio Terragni. S/f. Consulta: 27 de abril de 2018. En: https://www.terragnijurista.com.ar/libros/advocatus.htm

La Ley - El Ángulo Legal de la Noticia
La Ley - Peru • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress