Sábado 25 de mayo de 2024 | Suscríbete al Newsletter de La Ley

Cecilia Blume: «El yacimiento siempre ha sido del Perú, nunca se le ha quitado la propiedad del yacimiento, lo que se le da al concesionario es su explotación»

Cecilia Blume: «El yacimiento siempre ha sido del Perú, nunca se le ha quitado la propiedad del yacimiento, lo que se le da al concesionario es su explotación»

En esta edición de “En Coyuntura”, el Dr. César Azabache presenta una entrevista realizada a la especialista en Políticas Públicas Cecilia Blume sobre la red de contratos de concesiones de gas.

Por Redacción Laley.pe

jueves 7 de octubre 2021

Loading

[Img #31212]

A raíz de la iniciativa de renegociación del contrato de concesión del yacimiento de Camisea presentada por el ahora ex premier, Guido Bellido, y el ministro de Energía y Minas, Iván Merino, se ha hecho necesario aclarar cómo funciona la red de contratos de concesiones de gas.

Línea de tiempo

Cecilia Blume, magíster en Políticas Públicas, señala que es necesario conocer la historia de la explotación del gas en nuestro país para poder hablar sobre las ventajas y desventajas de haber concesionado al sector privado el gas de Camisea.

En un primer momento, en la época del gobierno de Alberto Fujimori, e incluso más atrás, en la época del primer gobierno de Alan García, lo que se iba a hacer con el gas era colocar una central en Malvinas y la energía obtenida importarla a Brasil. Esto porque nadie en el país quería el gas, por tanto, tenía que venderse.

Pasaron los años y para la época del fin del gobierno de Alberto Fujimori, se concesiona al sector privado la explotación del gas de Camisea. El consorcio ganador del concurso público ganó porque ofreció una regalía de 37.4% por cada dólar ganado.

Siendo esta la más altas regalía que tenemos en el Perú, lo cual desmiente las afirmaciones sobre que el pago es  insuficiente por la explotación de este yacimiento.

Lea también: ¿Puede el Gobierno expropiar al Consorcio Camisea sin transgredir la Constitución?

Contrato de concesión

Cecilia Blume resalta la existencia de la Ley General de Hidrocarburos- Ley Nº26221, la cual regula quién es la contraparte del contrato de concesión. En este contrato, la contraparte es Perúpetro, no el premier o el minstro de Energía y Minas, porque así lo regula la ley en mención.

Señala que es erróneo decir que “vamos a recuperar el yacimiento”, pues el yacimiento siempre ha sido del Perú, nunca se le ha quitado la propiedad del yacimiento a nuestro país. Lo que se le da al concesionario es la explotación del yacimiento.

El concesionario explota el yacimiento, saca lo que esté debajo de él-que en este caso son gas y líquidos-, paga al Estado, da trabajo y permite que tengamos la electricidad-de las más baratas del mundo.

La concesión permite que el riesgo no lo corra el Estado, pues este solo renta, cobra por la explotación de un recurso que se encuentra en su territorio, no invierte en ello, pues la financiación la realiza la empresa a quien se le brinda la concesión.

Lea también: TC se pronuncia sobre el consorcio Machu Picchu Pueblo

Contradicciones

 

Blume indica que la rentabilidad es tan grande que el Cusco recibe por canon un millón de dólares diarios; o sea, al año recibe 365 millones de dólares solamente en canon, canon que es el 50% del impuesto a la renta. Sin embargo, la calidad de vida de las personas que viven y que reciben el canon no mejora y por eso cabe preguntarse qué se está haciendo mal.

Las personas que reciben son las personas de la región productora, por lo tanto, las personas que reciben al canon son las personas del Cuzco, entonces, ¿por qué en el Cusco no se ha mejorado la calidad de vida de las personas? Esta contradicción es una pregunta para el gobierno, pero no el actual, sino a todos los anteriores que no han atendido esas necesidades.

En cuanto a la distribución del gas, lo común es que la gente que tiene gas sea la gente más necesitada en Lima. La distribución necesita ser llevada a otros lados, pero el problema radica en que faltan otra u otras concesiones que se encarguen de la explotación y distribución del gas para aquellas zonas donde aún no llega.

Es en este sentido que Cecilia Blume resalta lo absurdo de querer resolver el contrato de concesión con el consorcio de Camisea cuando lo que se necesita son más concesiones que atiendan la demanda de gas natural en el país.

NEWSLETTER DE LA LEY.PE

NOTICIAS RELACIONADAS